Indignación y estupor

Vuelvo a “atacar” al periodismo sensacionalista, a los gacetilleros que propalan lo que debería ser información reservada y secreta. Por ejemplo este artículo infame que presenta El Mundo, a través de Reuters, quien a su vez sigue la ¿investigación? del Wall Street Journal. (Os recomiendo leerlo y luego os comento lo que destaca en negrita el propio artículo). Se trata de nuevo del accidente del Air France

1- “los pilotos se distrajeron con indicadores de velocidad defectuosos”.

Los pilotos no nos distraemos, NOS OCUPAMOS de indicaciones “anormales”, sean o no producto de un fallo de indicación o una anomalía cierta. Así que primer juicio de valor tendencioso y poco acertado.

2“La tripulación del Airbus 330 no siguió los procedimientos estándar para mantener la velocidad aérea y mantuvo el nivel de la nariz de la nave después de que el aparato atravesara una zona de turbulencias y una congelación inesperada a 35.000 pies de altura”.

Afirma que no siguieron los procedimientos, sin decir cuales son, por tanto no siembra más que incertidumbres ante una actuación de la que no sabe nada. En castellano los aviones no tienen nariz (nose)  sino MORRO y cualquier piloto les contaría que el avión hay que volarlo por “actitud de morro”,  es decir intentando mantener altura y velocidad mediante el vuelo nivelado. En turbulencia la velocidad a la que se vuela depende de la intensidad, y cada avión tiene una velocidad específica en ese caso. Del engelamiento ya hablé.

3“El semanario ‘Der Spiegel’ publicó que el piloto del Air France siniestrado no estaba en la cabina”.

Un avión nunca tiene un piloto, sino dos o tres. Todos ellos lo son, todos ellos capaces de controlar el vuelo de manera individual. Lo que no dicen es que el comandante (Captain) es el que finalmente adopta las decisiones difíciles y la responsabilidad recae directamente sobre él, como gestor de la tripulación al completo (incluía la de Cabina de Pasaje). En vuelos de largo recorrido suele haber tripulaciones “reforzadas” para que cada uno de ellos tenga un período de descanso en vuelo y que en las fases de aproximación todos estén suficientemente descansados y alerta ante la mayor carga de trabajo. Ese descanso se realiza una vez en crucero y cuando todo está funcionando como corresponde. Así que seguramente el captain habría dejado a sus pilotos al cargo de una operación normal hasta entonces…

4 “el avión desaceleró peligrosamente después de que el piloto automático fuera desconectado”.

Ahí radica el meollo de este accidente. La comisión investigadora ya había elaborado una serie de hipótesis al respecto, que reproducían la situación con datos tomados de otros vuelos en los instantes anteriores y posteriores al suceso. Es más que probable que se formara hielo en una o ambas sondas de Pitot, que la indicación de sobrevelocidad fuera instantánea y anormal, que el avión podría haber entrado en “pérdida por alta velocidad” y por tanto no les quedaba otra opción que disminuir potencia inicialmente para evitar una emergencia grave. Después la pérdida que se pudo producir era precisamente por baja velocidad, y el avión tiende a bajar bruscamente por pérdida de sustentación, máxime si había turbulencia (dudo que hubieran acumulado hielo), etc.

Así que pasara lo que pasara, cuando se determinen los hechos objetivos que acabaron en accidente, se volverá a revisar todo aquello que pudo conducir a una actuación “inadecuada”. Mientras tanto se SUPONIA que los datos de estas investigaciones eran siempre SECRETOS, que no se centran en la búsqueda de culpabilidades, y que sólo sirven para mejorar constantemente en materia de Seguridad Aérea (Safety). Una vez elaborado ese informe técnico, es cuando los tribunales civiles actúan para establecer RESPONSABILIDADES, y determinar quienes son los que tienen que pagar las indemnizaciones correspondientes. Por eso no me extraña que El Wall Street Journal quiera dejar libres de sospecha a determinadas empresas que cotizan en la bolsa de New York. Y todavía no se ha descartado el fallo técnico.

Mientras tanto es más cómodo y más barato echar la culpa a los pilotos. Y estos tres pobres hombres ya no pueden defenderse a sí mismos. ¿Qué colegio, qué sindicato, qué institución quiere defenderles?. Me temo que nadie… bueno alguno habrá por ahí con más fuerza que alasdeplomo para hacerlo.

Por último, aun siendo un artículo que destaca el “error humano” de los pilotos, la manera en que el País trata el tema es mucho más periodística y complementa la información con datos adecuados.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “Indignación y estupor

  1. Carlos,

    de acuerdo contigo al ciento por ciento. Además la BEA ofrece unos informes completos donde los haya, sin ocultar ni un solo dato. Ya nos gustaría que la CIAIAC fuera tan imparcial, diligente y profesional.

    Un abarzo.

  2. Verdades de Barajas, estamos en un país donde las “autoridades” sólo ejercen de mandatarios (mandamases) y la autoridad no se la ganan, sólo la imponen… 🙁

  3. Sin duda están ocultando algo.
    En su dia dijeron que los pasajeros se encontraron esparcidos en radio de varios Km., no presentaban quemaduras y estaban desnudos.
    Ahora dicen que el avión’se estrelló’. Claro, en medio del mar uno sólo puede estrellarse contra el mar. Esto es incongruente con lo anterior.
    Otra: Pueden fallar los tubos de Pitot y desconectarse el piloto automático. Pero eso no determina que el avión se vaya al mar, a no ser que los pilotos se quisieran suicidar.
    Además hubo otro accidente de una compañía yemení que le sucedió algo parecido y una niña sobrevivió. Luego no hubo impacto.
    Y ahora diganme, ¿cómo sale una niña viva desde la cabina de pasajeros?. Yo creo que sólo hay una respuesta y es la que quieren tapar para que no huyamos de algún tipo de avión.
    Salud

  4. Vicente, desde el primer momento traté de ser muy prudente con el accidente. Primero por respeto a las victimas, y segundo por no dar alas a meras especulaciones.
    A mi entender, está en juego el prestigio (el dinero) de Airbus y de Air France, así que harán todo lo posible por “encasquetarle” el accidente a los de siempre.
    Y al final… el informe definitivo estará ya “contaminado” de tanta filtración que sólo los profesionales volveremos a tener una idea clara de lo ocurrido, mientras la opinión pública quedara con los titulares más llamativos. 🙁

  5. Intentar esclarecer lo sucedido no creo que sea faltarle el respeto a las victimas, lo será en todo caso sumarse a la interesada confusión de la compañías fabricante y propietaria del avión. Porque es infumable que no se localizaran las cajas negras/naranjas con las radiobalizas operativas y se localicen dos años después cuando ya no emiten señales.
    Lo mismo que intentar echarle la culpa del accidente a las dichosas sondas de pitot, que no es mas que un tubo con un manómetro detrás, como si no hubieran otras formas de determinar la velocidad del avión, como los sistemas Omega, Decca, GNSS, etc. hasta un simple smartphone pegado al parabrisas te proporciona datos más que suficientes, es decir se ha dejado pasar el tiempo para que la gente se olvide y echarle la culpa a los pobres pilotos que no pueden defenderse y que por lo visto no hay nadie que se moje por ellos.
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*