Ja sóc aquí

corazon.jpg

Aunque no sea el honorable Tarradellas a su regreso del exilio, me siento muy contento de estar de nuevo aquí, con vosotros, posteando por puro placer y necesidad.

Hay veces que los idiomas trascienden el ámbito de uso local, y determinadas frases adquieren un carácter tan universal que expresan muchísimo más sin necesidad de traducción. Es el caso del Ja sóc aquí o muchas otras como: “bonjour mon amour” , “ciao cara”, “Merry Christmas” o ¿por qué no te callas?.

Cualquiera que sea el pensamiento o el sentimiento que encierra una simple frase, va más allá de lo que valen individualmente cada una de las palabras que la componen, y mucho más cuando se integran en un contexto tan marcado que pasan a ser, por sí mismas, todo un tratado de psicología colectiva. Por eso y por mucho más os he dicho que Ja sóc aquí. Poquito a poco ireis conociendo algunas cosas del porqué de tanta alegría. ¡Bienhallados, amiblogs!.

Nota: Primero voy a ponerme al día vuestras cosas y comentarios en vuestras “casas”.

Acerca de Carlos

Expiloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

9 pensamientos sobre “Ja sóc aquí

  1. A todos: Gracias por vuestros comentarios y lamento haberos preocupado “sin motivo”. Me habeis proporcionado mucha más alegría de la que soy capaz de transmitir. Un fuerte abrazo a todos.

  2. ¡Vaya alegría! andaba preocupado, sin saber de tí. Ahora me dices que tengo que esperar. Tampoco mucho ¿eh? que sino ‘imaginación al poder’: Que si he viajado, que si 38º, que si vuelvo a voler … que sé yo.

    Un abrazo y bienvenido,

  3. Me había preocupado, con lo trabajdaor que eres y tu blog desierto, bueno desierto no, que como yo, seguro que muchos han entrado ha visitarte. Bienvenido y ya contarás, que nos tienes en ascuas. Un saludo

  4. Qué bien que estás de vuelta. Te hemos echado de menos. Me alegra saber que tu ausencia sólo se debe a cosas buenas. Ya nos contarás lo que se pueda. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*