Joyas patrimoniales aragonesas

 

 

El Patrimonio artístico es siempre algo más que una colección de obras de arte, de belleza llenando de color un lienzo, o policromando una talla. Es también, para quien quiera reconocerlo, la esencia de nosotros mismos.

No hace falta más que dejarse invadir por los sentimientos que provoca la contemplación de uno sólo de los retablos, y esperar a que se manifieste ante tí una sociedad antigua y propia, de la que procedes directamente. Aparecen entonces los fantasmas del pasado, la interpretación de la vida en un instante efímero, que sobrevive al paso del tiempo, y que te trae un mensaje ancestral de tus antepasados. Eso es lo que nos muestra la colección de 80 Joyas del patrimonio aragonés restaurado en los últimos años.

La DPZ (Diputación Provincial de Zaragoza) lleva una labor de recuperación y restauración de muchísimas obras de las que aún podemos disfrutar hasta el día 22 de Mayo.  El lugar elegido para presentarlas al público es un escenario magnífico por sí mismo, el Palacio de Sástago. Ver el patio interior de él, adornado con estos retablos, las salas revestidas de óleos, las custodias o cruces en plata, el Cristo del que pugnan por irse las costillas y determinadas pinturas costumbristas más recientes, hacen que el viaje al pasado sea posible, independientemente de la relatividad del espacio-tiempo.

Os invito a recorrer ese tiempo con una mínima colección de fotos de la exposición. No está más que una pequeña parte de lo que se puede ver, pero creo que son un buen botón de muestra.

 

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*