La cincomarzada de Zaragoza

Documentar los actos lúdicos, las tradiciones y fiestas populares, corresponderían a otros más doctos en historia o historiografía.

Pero tenemos la suerte de que esa labor ya la han hecho y por tanto hoy celebramos en Zaragoza la recientemente recuperada CINCOMARZADA. Y digo recientemente, porque no hace demasiados años que se volvió a hacer fiesta de un acto histórico, tras el cual la ciudad obtuvo el honor de incluir en sus títulos el de “SIEMPRE HEROICA”.

Como todos sabeis las guerras Carlistas españolas fueron motivadas por el derecho de sucesión a la Corona tras la muerte de Fernando VII. Una vez más la ambición de unos y otros por hacerse con el poder, dejaría tras de sí un reguero de muertos y una España enfrentada en dos bandos que resumiendo mucho apoyarían a un Gobierno absolutista o a otro liberal.

El heredero legítimo había sido el hermano del Rey, Don Carlos, hasta que aquél firmó la Pragmática Sanción, por la que se legitimaba de nuevo el derecho de sucesión a las hijas del Rey, siempre que no hubiera descendencia masculina, aboliendo por tanto la Ley Sálica. Así pues, tras la muerte del monarca, la Regencia de María Cristina hasta coronar a Isabel II, fué la causa del enfrentamiento armado.

Esto es más o menos lo que se rememora el cinco de Marzo, centrandose en una particular batalla y defensa de la ciudad, que se resistió a ser tomada por los partidarios del pretendiente al trono, y defendieron a muerte su fidelidad a Isabel II. Claro que el hecho ocurrió en el año 1838.

Con el gobierno de Franco, esta celebración fué borrada del mapa y de la historia que estudiábamos. La calle que lo commemoraba cambió su nombre del Cinco de Marzo por el de Requeté aragonés. Pero los requetés no eran más que una serie de Tercios combatientes del lado de Don Carlos, así que está muy claro de qué lado hubiera estado el generalísimo de haber estado vivo por aquellos entonces.

Fué con la recuperación democrática de nuestro país cuando se volvieron a restaurar antiguos símbolos, se eliminaron recuerdos dolorosos para todos y se intentó volver a una normalidad social interrumpida por la dictadura. Y ello nos llevó a una sesión de presentación con el entonces Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza. Calculo que sería más o menos alrededor de 1981 ó 1982 cuando se invitó a un grupo de asociaciones vecinales, culturales, agrupaciones folclóricas, etc. para colaborar en los primeros actos festivos encaminados a dar lustre a esta tradición renovada. Como siempre estuve ahí por casualidad, por ser uno de los miembros del Somerondón que podía acudir a enterarse de qué iba esa “novedad”.

Hoy se ha consolidado definitivamente como una fecha de esparcimiento y disfrute al aire libre en familia, con multitud de actos populares, con actuaciones y sobre todo con ganas de disfrutar de la vida para todos los que hoy estén en Zaragoza. El Ayuntamiento ha preparado todo para que resulte una gran fiesta. El resto ya depende de si uno quiere participar o no de la misma. Yo quiero acabar con un sencillo deseo:

¡QUE LO PASEMOS MUY BIEN!

Actualización: Pero esto que ocurre año tras año deja mucho que desear en cuanto a respeto a nuestro entorno: Miles de kilos de basura.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*