La urna verbal

Ayer fué el día de la Fiesta Nacional española, que coincide con la festividad de La Virgen del Pilar. Y el pueblo habló rotundamente: “Zapatero, ¡dimisión!.


Largo se hablará y se debatirá. Unos dicen que no era el momento, (Gallardón dixit), otra que seguiría apoyando a Mac Cain, el Rey haciendo caso omiso del griterío. En fin, según el propio ZP es un rito más del día… (No hay peor sordo que el que no quiere oir).

Para los que confunden un acto de Gobierno con un acto de Estado, o la celebración de la fiesta de una Nación con un mítin político, decirles que el pueblo es soberano y habla y dice lo que quiere, donde, cuando y como le place. Lo demás a mí me demuestra la falta de respeto de nuestros políticos hacia la gente a la que se les supone deberían representar.

Señor Gallardón, Ud. está ahí como representante del Partido Popular gracias a unas elecciones democráticas que le llevaron a la alcaldía de Madrid, Igual que la Sra. Presidenta de la Comunidad, Doña Esperanza Aguirre. Así que cuando tienen ocasión de salir de sus “guaridas” escuchen lo que les tiene que decir el pueblo llano.

Al presidente de la Nación (Estado Español) creo que se lo dijeron más claro que la misma agua: “DIMISION”. Pero está más interesado en oir a Obama en la Casa Blanca, El símbolo de un país al que le negó el saludo este mismo día, no saludando a su bandera. Pero ahora tiene la ocasión de enmendar errores pasados y además salir en la foto con todo un INMERECIDO Premio Nobel por la paz, mientras practica la guerra en Afganistán, Irak, etc… eso sí, ayudado en la parte de las misiones de paz con tropas españolas a las que ayer se les rendía un merecidísimo homenaje y un recuerdo a los caídos, luchando bajo la bandera Española.

Nada ya tiene sentido en política. Algunos hasta han perdido alguno de los sentidos fundamentales como es el del oído. No escuchan, por lo tanto son sordos funcionales. Cuando hablan repiten como papagayos frases vacías de contenido, sloganes de partido, que nos importan al resto una fracción de comino, se niegan a mirar a la cara de cualquiera que les diga algo que no quieran escuchar, y sólo hablan de frente cuando hay una cámara entre ellos y el pueblo.

Así que para mí que estamos volviendo al símbolo de los tres monos: ni ven ni oyen ni hablan. Tal vez sea la manera de hacer política.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “La urna verbal

  1. Yo soy una persona con 54 años, trabajo como empleado de seguridad, tengo que reconocer que no me gustan muchas de las cosas, que hacen los socialistas, comprendo que haya personas que estén en contra, pero hay un momento para cada cosa y el día de Las Fuerzas armadas, no era el momento mas adecuado, hay que diferenciar entre actos de partido, de gobierno y de estado. El sentimiento de estado, tiene que ser igual para el que gobierna, como para el que está en la oposición y me temo mucho que si la oposición actual, quiere ser una alternativa real de gobierno, tiene que mejorar mucho su sentido de estado, puede que les de lo mismo a los partidarios de ambos partidos, pero en España hay personas a las que no nos da lo mismo.
    Un saludo.

  2. César, entiendo perfectamente tu sentir. Creo poder decir que es el mismo de muchos españoles. Hay siempre que elegir el momento adecuado y sobre todo el foro donde exponer tus quejas. Pero, cuando un voto mudo, tiene necesidad de hablar lo hace de manera visceral cuando ve la menor oportunidad. Yo sigo esperando a la urna natural para decir lo que siento, pero tambien comprendo a los cientos de personas que dijeron de alguna manera basta ya.
    La pena es que la oposición está defendiendose de su propia miseria interna para mantener, por lo menos, el puesto de opositor. gracias por hablar sensatamente sin echarte a la calle a gritar. Saludos y cuida con tu propia seguridad, de hecho elimino tu apellido…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*