Las “cataratas” del Chad

screenshot336.jpg

Mañana, miércoles 5, se celebra el Día Internacional del Voluntariado.Imagino que los profesionales de la información dedicaran más de una página a “concienciar” de las bondades de las ONG’s, a pesar de algunos miserables que se han aprovechado de ellas, a animar al ciudadano a participar activamente con cualquiera de ellas y a destacar las necesidades más sencillas que pueden tener las gentes cuya existencia depende en buena parte de nuestra ayuda.

Sin embargo hoy quiero acercaros a unos sencillos médicos que han decidido actuar “por su cuenta” y se han ido a ver las cataratas del Chad. Como excelentes OFTALMOLOGOS que son, dichas cataratas nada tienen que ver con los saltos de agua, obviamente, sino con determinadas enfermedades propias de su especialidad.

Por ciertas carambolas de la vida, al equipo de Oftalmología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, tuvo como paciente a un eclesiástico-misionero que realiza su “trabajo” en Chad. El buen hombre comentó la gran necesidad que padecen sus feligreses en dicho país, no sólo de alimentos, sino de medios sanitarios. Lamentaba que la mayoría de chadianos no tuvieran oportunidad de beneficiarse de los adelantos técnicos de que disponemos aquí, y que unas simples cataratas condenaran a una familia a vivir de la caridad.

A partir de ahí todo fué visto y no visto. El citado departamento, por propia iniciativa, se puso en movimiento y crearon una “fundación” con recursos propios de los médicos. Establecieron un plan de actuación y ahora mismo están trabajando en grupos de tres “sobre el terreno”. En el segundo grupo se encuentra un buen amigo mío, una excelente persona Jesús, y mejor médico. Ha renunciado durante tres semanas a su familia con tres hijos todavía pequeños, ha hecho verdaderos encajes de bolillos para no dejar nada urgente entre sus pacientes y ha decidido regalar sus vacaciones y su trabajo por una causa humanitaria que apenas conocemos sus más allegados y los del resto de compañeros.

¡Esto es verdaderamente el espíritu del voluntariado, mucho trabajo y poca (nula) publicidad!.

Os adjunto la crónica que nos ha mandado de su trabajo silencioso vía e-mail. La fotografía también es de uno de los afortunados que volverán a ver gracias a este grupo de gente maravillosa. correo-chad.doc

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Las “cataratas” del Chad

  1. Pingback: Zaragózame! | Las otras cataratas del Chad

  2. Pingback: fundacion iluminafrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*