Libros Sagrados

screenshot019

(autor…)

Creo recordar que nunca he hablado de Religión en este blog. Tranquilos que voy a seguir sin hacerlo. Pero a veces, tan sólo a veces, conviene volver hacia nuestros orígenes en el pensamiento, hacia la “verdad” y la esencia de nuestras culturas, para entender el presente y sacar nuestras propias conclusiones.

Como mi pretensión no es hacer apostolado de ninguna religión, ni siquiera opinar sobre lo que iré metiendo poquito a poco, os aviso que sólo pretendo haceros pensar en algunos aspectos que han ido convirtiendo al hombre en un ser “creyente” y de fé. Mis incursiones en este aspecto serán simplemente filosóficas, de racionalizar lo que dijeron las sagradas escrituras de cualquier religión.

Para que os hagais una idea de lo que pretendo os presento el Salmo Primero de nuestra Biblia. Esto me ha ayudado a pensar en positivo sobre lo que me han hecho y encontrar ilusión en mis nuevos proyectos. Espero y deseo que a los que buscais vuestro propio camino os dé un poquito de ESPERANZA.

SALMO 1

Los dos caminos.

Feliz quien no sigue consejos de malvados
ni anda mezclado con pecadores,
ni en grupos de necios toma asiento,
sino que se recrea en la ley de Yahveh,
susurrando su ley día y noche.

Será como árbol plantado entre acequias,
da su fruto en sazón, su fronda no se agosta,
todo cuanto emprende prospera.
Pero no será así con los malvados.
Serán como tamo impulsado por el viento.
No se sostendrán los malvados en el juicio,
ni los pecadores en la reunión de los justos.

Pues Yahvé conoce el camino de los justos,
pero el camino de los malvados se extravía.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*