Los colores en el cockpit

Uno de los grandes “misterios” del trabajo en cabina está presente en todo lo que te rodea sin darte cuenta. Desde el diseño del propio asiento, para que las largas horas de inmovilidad resulten menos fatigosas, para que la seguridad del arnés y la firmeza del conjunto resulte óptima y a la vez confortable, hasta el color de los instrumentos y de las luces de aviso y, desde luego, el fondo neutro con el que está pintado el panel de instrumentos y el poco espacio de cabina, están estudiados para evitar errores de interpretación, distracciones o incluso ilusiones ópticas que puedan llevarte a error. Es la ERGONOMÍA de la que hablé hace un tiempo.

Hay que pensar muy detenidamente en estos aspectos  poco valorados cuando se desconoce en qué medida afectan a la correcta indicación y las limitaciones que tiene nuestro cerebro para diferenciar determinados aspectos que simplemente se deben a un engaño óptico.

Para ello os recomiendo paseis antes por este artículo de Fogonazos en el que nos demuestra cómo nuestro cerebro se crea una idea aproximada de lo que cree estar viendo…

¿Qué os ha parecido?. A mí me parece un excelente punto de partida como reflexión en lo que trato de decir. La importancia de un análisis de la situación en las condiciones en que nos enfrentamos al trabajo, hace que el entrenamiento en el vuelo instrumental te lleve a una confianza ciega en todo lo que eres capaz de asimilar a través de las indicaciones  (por ello una persona daltónica no puede ser nunca piloto, aunque no le impida en absoluto llevar una vida completamente normal).

Fuera ya de la cabina todo está codificado con colores, desde las señales, carteles, pintura del suelo, ayudas luminosas para la aproximación visual nocturna (Vasis, T-Vasis,Papi, etc.) y las luces de cabecera… Hay que ver en colores y obtener información de ese código que nuestro cerebro traduce automáticamente. Pero el cerebro humano tiene algunas limitaciones y el de los pilotos es exactamente igual que el del resto de humanos.

Los grandes maestros de la pintura han sabido “engañarnos” a todos creando volumen y arte a base de manchas de color sobre un lienzo, pero si miras un cuadro muy de cerca sólo ves color. Por eso creo que la vida no debe ser solamente de color de ROSA, porque en el matiz, en el contraste está la verdad de lo que vemos… y sentimos. Que se lo digan a Edith Piaf…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

11 pensamientos sobre “Los colores en el cockpit

  1. Ya decía yo que en este vuelo me la iba a pegar. Con el avión a 150 pies del suelo y sin haber sacado el tren de aterrizaje, ni los flaps, ni…
    Veía todo con luces verdes, algunas parpadeando, rojas no había ninguna y eso que oía una voz en inglés que me chillaba algo.
    “Por ello en la cabina de la tripulación, se ha cuidado al máximo el código de colores. ROJO: Alerta, VERDE: Correcto , AMBAR: Atención, etc.”
    ¡¡Ya me la he pegado!! Menos mal que estaba en un simulador.
    – Jubi, suspendido de por vida.

  2. Jubi, no hay que desesperarse. Un pequeño tropiezo no implica que no puedas continuar con el entrenamiento. Además volaremos de mañana, tempranito, para ver mejor… 😉

  3. Que interesante Carlos!, algo más que aprendo sobre estas cabinas, cuantas cosas que se tienen en cuenta a la hora de hacerlas…. es impresionante… gracias por compartirlo con este curiosón 🙂

  4. José, lo cierto es que cuando tienes que estudiarte un avión para obtener la calificación de tipo, descubres un mundo científico-tecnológico maravilloso. (si te gusta el tema claro). Pero te viene justito el tiempo para aprender lo esencial y operativo. Después hay que seguir profundizando y aprendiendo hasta conocerlo mejor que a tí mismo. Al final, cuanto más avanzas en el saber, más consciente eres de lo que todavía ignoras… Así que yo sigo aprendiendo día a día muchas cosas. Pero es cierto que en un mínimo detalle de un avión, hay muchas personas que han dedicado su vida a resolver pequeños misterios en beneficio de todos. Los científicos e investigadores, están presentes en cada remache del fuselaje… 😉

  5. Carlos que maravilloso lo tuyo! ..siempre ampliando la información para este curiosón!, no tengo más que palabras de agradecimiento, gracias amigo….after all you’re my remote flight instructor 🙂 …
    Es notable el sacrificio de tantas personas que han entregado su vida para que hoy tengamos una aviación más segura y confiable…Como vos decís nunca se deja de aprender, y yo tengo para largo! jeje ….pero no estoy sólo, alas de plomo está conmigo. 🙂

    Saludos

  6. José, no me ensalces tanto a mí, porfa… El mérito lo tienen esas personas a las que nadie conoce pero que realizan un trabajo ímprobo por mejorar y desarrollar nuevos diseños, nuevas técnicas de aprendizaje, interface con el usuario, etc.
    Siempre me he fijado en los que de verdad saben de lo que sea, y me he sentido pequeñín ante su sabiduría y sencillez. ¡Todos ellos son grandes!.
    A ver si desarrollas un programilla en el que me pulses un botón y te dé la respuesta que necesitas just on time!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*