Los OVNIS que nunca ví.


(autor)

Muchas personas me han preguntado sobre OVNIS a lo largo de los años, pensando que los pilotos tenemos más posibilidad de verlos que el resto de los mortales. Tal vez sea así pero desde luego que yo nunca he tenido esa suerte.

Y digo suerte porque me gustaría creer y haber tenido la certeza de haberlos visto. Pero lo más que he llegado a ver ha sido uno de los satélites que están en órbita alrededor de la tierra; y eso porque sabíamos dónde buscarlo en determinadas rutas hacia el sur y a determinadas horas, donde el reflejo del sol permitía descubrir su posición como un puntito luminoso que nos adelantaba a pesar de estar volando por encima de 900 km/h.

Ahora se han desclasificado una serie de archivos secretos por parte de las autoridades británicas. Tal vez sea un momento muy oportuno para “entretenernos” con alienígenas, naves espaciales de otras galaxias y quién sabe cuántas cosas entretenidas más sobre los OVNIS, en vez de preocuparnos tanto de la crisis de marras.

Dentro de los archivos secretos del antiguo Ejército del Aire parece ser que hay más de un documento que hace referencia a determinados sucesos entre aviones civiles o militares y riesgos de colisión con ciertos “visos” de realidad. En fin que esto es como lo de las meigas gallegas, haberlas haylas, pero nadie sabe dónde.

Por una de las casualidades de la vida, cuando viajar en tren a Madrid llevaba su tiempo y una cierta incomodidad con los expresos, me hizo conocer a un tipo “genial” con pinta de sabio despistado. El buen hombre viajaba con más maletas y bolsos que Doña Concha Piquer, así que supuse que estaba haciendo una pequeña mudanza. Tras varios viajes arriba y abajo del vagón consiguió acomodar todos sus bártulos en el pequeño compartimento en el que viajábamos hasta ocho personas y una vez recuperado el resuello tras descargar su “impedimenta” tuvo ya fuerzas para dedicarnos un: -“buenas tardes”.

Yo, siempre tan diplomático como suelo ser, le pregunté directamente que a dónde iba con tanto equipaje, así, sin más. Total la alternativa era que no me contestara la verdad, pero eso nunca importa. La cuestión es no quedarte con la duda pudiendo resolverla de manera tan sencilla. El buen hombre se presentó como investigador del fenómeno OVNI y me comentó que llevaba un montón de documentación que había ido recopilando durante un periplo de investigación que le devolvía a Madrid con los relatos de un montón de personas que decían haber tenido contactos con extraterrestres. Aquello nos permitió entablar una amenísima conversación que hizo del viaje una auténtica delicia, y me prestó una serie de testimonios de diferentes personas que había ido ordenando por coincidencias en cuanto a lo observado -a pesar de proceder de partes lejanísimas de todo el mundo- y con gente a veces completamente ignorante de lo que se podía leer o ver en una televisión.

El nombre del señor era y es Enrique de Vicente, famoso investigador y “erudito” de temas paranormales y sigue con sus pesquisas en busca de su propio avistamiento, recorriendo todos los lugares donde supuestamente ha habido uno y recabando todos los datos que le es posible. Con el tiempo he tenido ocasión de verle muchas veces por televisión como contertulio y experto en temas de esta índole. Cuando yo le conocí me reconoció que tampoco había tenido la fortuna de encontrarse con uno de ellos, a pesar de perseguirlos por todo el territorio, buscaba la ocasión de acceder a los archivos secretos sin lograrlo y ahí está dirigiendo la revista Año Cero.

Espero que al cabo de tantos años en pos de su “ilusión” tenga oportunidad de ver esos documentos ahora desclasificados y que se dé el gustazo de ver alguna foto más o menos verosímil de un aparato extraterrestre. Me alegraría por él porque yo lo único que he visto han sido luces de estrellas y la maravillosa imagen del cometa Halley en su último paso cerca de nuestro planeta.

Los únicos marcianos con que me he topado han sido los de las películas de ciencia ficción que por cierto no me atraen en absoluto. Me pasa un poco como a Santo Tomás. Pero yo no digo que no existan ¿vale?. Sólo digo que ni yo (ni ninguno de mis muchos compañeros) hemos tenido ningún encuentro en la tercera fase, ni siquiera en la primera. Tal vez sea cuestión de mala suerte.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “Los OVNIS que nunca ví.

  1. Hola Carlos,
    como bien sabrás en 1979 se produjo uno de los casos más famosos de la ‘fenomenología ovni’ en España, el ‘expediente Manises’. Se trataba de un supercaravelle de TAE que acababa de despegar tras una escala en Palma, con destino Las Palmas y que decide tomar en Valencia por la amenaza real de unas luces rojas no identificadas.
    Posteriormente, esas luces rojas desconocidas también ‘jugaron’ un buen rato con un F-1 que trató de interceptarlas.
    Te dejo el enlace a las grabaciones originales entre el cte del TAE y el atc de Control Barcelona, coordinaciones entre atc’s, y otras comunicaciones de aquella noche

    http://es.youtube.com/watch?v=MXSBcJP89eg

    y a una interesante entrevista al piloto militar

    http://es.youtube.com/watch?v=_hp_Q-1PdKs

    Salu2.

  2. Gracias Raúl. Efectivamente aquello fué muy sonado y hace tiempo que leí algo sobre ello. Gracias por los enlaces. luego los revisaré con detenimiento. Slds

  3. En 3º de la ESO mi profe de Inglés nos hizo leer un libro acerca de los OVNIS, claro está en Ingles. Al finalizar la lectura del libro me quedé con la misma pregunta que tenia: ¿existen? en realidad nadie lo sabe y no creo que vengan a vernos, así que no merece la pena pensar mucho en ellos no?
    Un saludo

  4. Basta con refleccionar un poco sobre el tema,para darse cuenta que no es posible que estemos solos en tan basto universo.En un mundo tan pequeño como el nuestro tenemos miles de formas de vida diferentes,como tambien seres humanos de raza distintas. asi tambien algunos indigenas viven en la prehistoria en un siglo espacial para otros.
    Las civilizaciones de una Galaxia se regirian bajo el mismo concepto (simplificado en esta narración) directamente proporcional a la distancia su factor tiempo,lo cual nos daria como resultado miles de años de diferencia.Algunos seres ya llegaron aqui hace muchisimos años y tenemos pruebas que muchos no quieren ver o reconocer.Si lo piensas,tal vez pasara lo mismo con nosotros (los humanos) dentro de mil o mas años si visitaramos otro mundo que tenga una civilizacion tan precaria como hoy es la nuestra.
    No es necesario ver para creer es necesario ser concientes de que tamaña creacion (UNIVERSO)no puede ser solo para seres tan insignificantes y necios como nosotros.Que creemos en un Dios que esta en los cielos no importa el credo,tan solo para nuestra existencia.
    No creo en extras terrestres LO AFIRMO.
    Los saludo ATTE. Luis.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*