Mayday über Saragossa

screenshot003
(foto que publica Heraldo)

(Nota: mayday sobre Zaragoza, es la manera de declarar emergencia en vuelo)

Ayer leía en Heraldo de Aragón un reportaje curioso -muy alarmista para mayor promoción publicitaria- sobre una emergencia en vuelo ocurrida hace ya unos añitos, sobre el espacio aéreo de Zaragoza.

Si lo habeis enlazado/leído no me extenderé en lo que cuenta, sino en el tipo de actuación de la tripulación.

En este tipo de circunstancias que no suelen ser muy frecuentes, la serenidad y la decisión de la tripulación es fundamental para acabar con el problema. Desde el desgraciado 11- S, todo cambió en la aviación en cuanto a conceptos de seguridad y protección contra actos de secuestro aéreo, ya que se demostró que el propio avión constituía en sí mismo una gran arma letal. Ello obligó a “aislar” la cabina de los pilotos del resto de la aeronave.

El relato de este piloto, una vez jubilado, no pasaría de ser una anécdota desconocida si no hubiera publicado un libro donde cuenta este hecho de manera que aparece como un héroe, y ello imagino que incrementará el número de ejemplares vendidos. Pero no deja de ser una actuación como algunas otras de las que nadie nunca ha oido ni oirá, y cuya única diferencia estriba en la manera de enfocarla.

En todos los aviones se llevan medios para la inmovilización de un pasajero que pueda alterar el desarrollo normal del vuelo, causando un riesgo para los ocupantes. En los manuales de operación existen una serie de indicaciones y de recomendaciones a seguir en este tipo de circunstancias, puesto que un pasajero borracho, o desquiciado repentinamente puede llevar a poner en serio riesgo a todos los implicados.

Generalmente la colaboración del pasaje es vital para que pueda reducirse a una persona en este estado mental de enajenación, porque los pilotos en todo momento deben permanecer en su puesto y dedicarse a lo fundamental: seguir volando el avión. Otra cosa fué en aquel momento en el que el individuo estaba ya dentro del cockpit y tuvieron que enfrentarse directamente con el agresor. Así pues no tenian otro remedio que defenderse y defender el avión de aquel energúmeno.

En mi opinión la única opción del comandante fué pelearse con él, mientras el copiloto se hacía cargo de mantener el avión controlado. Al pobre lo ponen en el artículo como si hubiera estado ahí de espectador y ni mucho menos estaría viendo como “hostiaban” a su compañero sin inmutarse, pero su actitud era la que le correspondía y supongo que el corazón no le daba tiempo a bombear más sangre al cerebro y estaría borracho de adrenalina. Pero que estuviera inhibido de la pelea ni mucho menos.

No sé si me animaré a comprar el libro, pero si lo hago ya os contaré cómo me ha parecido el “héroe”. Por otro lado tenía ya muy marcado el grado de “exhibicionismo” como nos cuenta el artículo al hablarnos de sus “gestas”.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

6 pensamientos sobre “Mayday über Saragossa

  1. hola carlos, yo lo leí en el heraldo.es sobre una especia de 11-S en zaragoza, y me quedé flipao, pero no salió en ningun otro sitio ,ni tuvo gran repercusión. bueno, me gusta este tema. y tus lecciones sobre aviación. a ver si nos vemos pronto.. un abrazo amigo.
    agus

  2. Agustín, a parte de que es un acto anecdótico, creo que él mismo se da demasiada importancia. Realmente no había otra solución. O lo reducían o morían todos… Tu le hubieras dado un mandoble con la boina y asunto ZANJAO…

  3. o aquel otro en el que un DC9 con daño severo en un motor, lo paró y creyendo que tenían un doble flame out se dirigieron a planeo a Zaragoza. Hasta que se les ocurrió adelantar la palanca de gases y ver que en realidad un motor empujaba…….

  4. El del DC9 era de IBE/AO y tomaron tierra en Zaragoza. El Junkers era una estafeta que venía de Alemania y en los años 50 los propietarios de la casa en la que cayó todavía no habían cobrado indemnzación alguna. Quizá alguien de los que vive en esa zona lo recuerde todavía….
    Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*