Neceser de aseo

 

 

Lo de viajar tiene su aquél cuando haces la maleta. Los profesionales de hacer equipaje cada vez incluimos menos “mobiliario” en nuestro “fondo de maleta”. Una camisa o polo por día, un par de pantalones, un calzado cómodo y si acaso algo para remediar una emergencia. Lo justo y menos.

Pero el aseo personal es otra cosa. Ya no es algo exclusivo de mujeres utilizar productos cosméticos para cuidar nuestro aspecto exterior (nuestra imagen visible) y acudimos a productos como los que nos ofrece Hierba Pura Cosmética natural. La verdad es que en mi caso he sido reacio a cualquier producto “milagro” y no hacía mucho caso de las maravillosas propiedades que anuncian determinados fabricantes.

Pero los años nos dejan entre otras cosas más rechazos a determinadas sustancias químicas y tenemos que -queramos o no- ir hacia productos más naturales en los que nuestra piel no sufra agresiones innecesarias.

Poco más o menos todos comenzamos (a excepción de en Inglaterra) con una buena ducha mañanera, y nos aplicamos un gel de baño, y normalmente para el pelo cada vez más disperso en el cuero cabelludo debemos pensar en un champú que sea natural. A partir de ahí cada cual sabe qué tipo de piel tiene y tal vez necesite y utilice una buena leche hidratante corporal.

Los SPAS están de moda, la hidroterapia, los masajes, todo sea por recuperar el equilibrio emocional y dejar nuestra mente bien hidratada y nuestra piel regalada con los mimos que nos han proporcionado esas  manos expertas en cosmetología.

Por ejemplo los barros tienen su efecto exfoliante, así que no está de más pensar en una mascarilla facial de arcilla, o simplemente una mascarilla facial hidratante que nos deje la cara tersa y suave. Claro que en el espejo puede que veamos algo que no nos llega a convencer mucho y decidamos que es bueno y necesario una crema antiarrugas, o tal vez esas bolsas ojerosas destacan demasiado y entristecen nuestra mirada, así que necesitaremos una crema natural de contorno, y para completar nuestra restauración acabemos con una crema facial hidratante.

En cualquier caso, sabemos que el mayor órgano del cuerpo humano es la piel, que ocupa alrededor de 2 metros cuadrados de superficie, y que llega a pesar unos 5 kilogramos. Y sus funciones nos permiten defendernos del medio ambiente externo, nos comunica diferentes sensaciones táctiles, calor-frío, textura, rugosidad, etc. y aunque no seamos nada presumidos, médicamente merece la pena cuidar el envoltorio externo de un sistema delicado como es nuestro propio cuerpo. Tal vez  este sea el momento de hacerle caso al cuidado de lo que tenemos más a mano y “darnos cremita”. 😉

 

 

 

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Neceser de aseo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*