Ni PSOE ni PP

¿Elecciones anticipadas, sí o no?. That’s the question!…

Vamos a ver señores políticos, ¿de verdad que les interesa una cosa que llaman España?. Por si lo han olvidado España se define a sí misma en la Constitución como:

Artículo 1.

1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Tampoco quiero cansarles con el resto de artículos (hasta 169 que ya deberían conocer), pero al menos sí que deberían haber llegado al primero, cosa que no demuestran haber hecho la mayoría de Uds.

El pluralismo político se ha quedado reducido a dos grandes partidos que ora pactan con uno u otro de los que llaman “bisagras” y luego se echan en manos de otro con tal de mantener el escaño respectivo.

En la todavía corta trayectoria democrática de España, ha habido alternancia entre ambos, y los gobiernos respectivos han tenido luces y sombras. Corrupciones aparte, ninguno parece estar libre de pecado. Pero los pecados van más allá de afanar unos milloncejos de más o de menos, de que vistan trajes de corte, o que coloquen a sus allegados en puestos de “confianza” y libre designación. Si hay delitos ya se encargarán los jueces.

Pero lo que de verdad importa al pueblo (sí del que emana la soberanía, la ley, la justicia y todo lo demás) es que su gobierno gobierne y que las leyes que dicta sean justas, que se amparen en la Constitución y que se respete ante todo la voluntad popular.

Pero la única forma de que eso sea posible es mediante el voto individual, libre y secreto en el momento de elegir a sus representantes. En las urnas. Pero parece que de eso también se han olvidado todos ustedes: Son Nuestros Representantes, no nuestros dueños y señores.

Tengo ganas de ir a votar, sin duda, pero me encuentro en un dilema de conciencia que con sus actitudes me temo que no voy a poder resolver. El Gobierno del PSOE parece haber agotado mucha parte del crédito electoral que obtuvo al ganar unas elecciones generales por partida doble. Pero por mucho que se le pida la dimisión no creo que vaya ni que deba hacerlo.

Mientras tanto el PP aguarda en sus escaños a ver si la tormenta política descarga un rayo que parta al Gobierno, mientras ellos se guarecen del pedrisco a cubierto del Congreso y del Senado. Pues no, tampoco me gusta esta actitud para el que se propugna como alternativa de Gobierno.

Yo ahora mismo no daría mi voto a ninguno de estos dos partidos, porque me han demostrado que España no les importa a ninguno de ellos. Ni uno reconoce su fracaso político y económico total y absoluto, ni el otro hace nada por ayudar al País a superarlo.

Señores nuestros, no se merecen ninguno de nuestros votos porque esta nación se merece otro tipo de parlamentarios. Un Presidente que fuera y se sintiera representante de todos nosotros acabaría por reconocer la imposibilidad de solucionar una situación tan crítica como la que tenemos planteada y, en bien de todo el País acabaría convocando al pueblo para que hablara y dijera lo que quisiera. O sea convocaría elecciones anticipadas.

Pero a la vez y si esto no ocurre, el partido que pretende gobernar debería aportar algo más que quejas y abucheos. Existe la Moción de Censura, en la que el que la plantea ofrece una posibilidad de cambio inmediato. Y si la pierde, pues que la pierda. Al menos habría demostrado que lo que intenta es postularse de verdad como responsable y con ganas de gobernar.

Pero es mucho más fácil para todos ustedes quedarse como estamos, ¿ o no?. Mientras esperamos la gloriosa venida de las elecciones generales, el país se hunde irremediablemente en una crisis sin precedentes. Pero la crisis es más que económica, es una crisis de gobierno, de alternativas, de trabajo, de ilusión y en la que la verdad se viste de miseria. Me siento engañado, manipulado, indefenso y sobre todo muy decepcionado con todos los políticos que se sientan en nuestros distintos parlamentos.

Así que tengo ganas de ir a votar, MUCHISIMAS, lo malo es que no veo a nadie por ahí merecedor de que le dé mi voto. Así que igual lo guardo en el Banco a ver si se revaloriza más que mi pensión.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

6 pensamientos sobre “Ni PSOE ni PP

  1. Si Carlos a mi me ocurre algo muy parecido. Lo que veo peor de todo esto no es la crisis en si misma, si no que todo esto esta conllevando una crisis de la democracia misma y de los valores y derechos constitucionales que como sabemos NO SE RESPETAN y tenemos abundantes ejemplos de ellos. Pero es una crisis de la democracia y del sistema asociado politico, o es que NUNCA realmente llego a arraigar un sistema auténticamente democrático en este pais? y cuando la cosa se pone fea sale a relucir lo peor de cada uno?. O es la ambición capitalista desmesurada la que esta llevando a neoesclavizar al trabajador? (esperemos la reforma laboral, vamos a alucinar todos en colores).

    Recordemos que segun una desafortunada frase como parte de una sentencia de nada menos que la Audiencia Nacional, “los derechos fundamentales son relativos”. Escalofriante. Y ese tribunal sigue ahi tan tranquilo.

    Bueno a lo que iba, el hecho de que tengamos ahora mismo dos partidos mayoritarios a cada cual mas corrupto, me lleva a pensar que esto de la democracia ha sido todo un paripe en beneficio de unos cuantos “señores” “señoras” (no me olvido de ti Bibiana) y sus empresas asociadas.

    Todo este descalabro economico social es un insulto al pueblo soberano que realmente detenta el poder. La democracia somos todos y cada uno de nosotros, vamos a dejar que nos sigan pisando y riendose de nosotros los representantes que hemos elegido, y lo hemos hecho simplemente porque no habia donde elegir ciertamente, sine die?.

    Se hace imperativo un cambio profundo donde realmente impere la constitución, que dicho sea es muy buena (si se respeta claro) y el poder ejecutivo y judicial sean de verdad independientes. Y donde el gobierno de turno se dedique de verdad a solucionar la crisis, que por cierto es causa única de su mal hacer a lo largo de los años y de la corrupcion reinante en el sistema politico financiero. Los bienes o el dinero no desaparecen solo cambian de manos.

    Tengo ahora un problema cual es la alternativa a toda esta basura?

  2. Ricardo, me temo que las alternativas son escasas (casi nulas). Pero tal vez yo votaría a algún partido que prometiera y dijera cosas similares a esto:
    – Cambiaremos la ley electoral. Se votará al candidato y no al partido.
    – Dejaremos de subvencionar a los partidos y a los sindicatos. El que quiera apoyo que lo busque en sus afiliados y simpatizantes.
    – Lucharemos desde el principio contra los corruptos. Ningún contrato público se hará a expensas de presiones y monopolios ajenos al interés general.
    – No gastaremos ni un sólo euro que no sea necesario y obligatorio para mantener el bienestar general.
    – No dejaremos que un desempleado se vea privado de poder volver a trabajar, y en vez de darle un pez le enseñaremos a pescar.
    – Los debates parlamentarios se regirán por el arte de la oratoria, la declamación y el buen uso de la lengua común de todos los españoles, sin necesidad de intérpretes, y en todo momento respetando al interlocutor por encima de intereses de partido.
    – Se exigirá para ser miembro del gobierno tanta o más formación que la que se exige al resto de ciudadanos para acceder a un miserable puesto de trabajo. Los licenciados universitarios, con másters, idiomas y don de gentes serán considerados como un bien público y no como mera carne de cañón para cobrar como mucho un sueldo indigno de su valía.
    – Se fomentará la responsabilidad personal y la conciencia social en cuanto que el patrimonio es algo que pertenece a todos por igual, pudiendo sancionar como corresponde cualquier acto incívico en detrimento de un bien de propiedad pública.
    – La lucha contra el terrorismo y los chantajes independentistas será ajena a ningún pacto de gobierno. Primará por encima de todo la seguridad ciudadana y el respeto al orden constitucional, quedando pues fuera de negociación cualquier atisbo de amenaza o intención de atacar la indisoluble unidad de la Nación.
    – Las fuerzas armadas serán lo mismo que cualquier otro ejército, la garantía de los derechos constitucionales que les asigna la constitución. Dejaremos para las ONG’s las misiones de paz y la canalización de ayudas humanitarias, dejando que los profesionales de las FF.AA. y los miembros de los Cuerpòs de Seguridad del Estado adecúen sus actuaciones a lo que se pretende de ellos, con la total colaboración del Gobierno….
    Y mucho más… Pero no creo que ofrezcan tanto, ni tan poco. 🙁

  3. Pues si. Lo primero es terminar con el partidismo y el estúpido maniqueismo que conlleva y con el cual tienen el cerebro lavado a la gente. Encontrar a un grupo de personas, equipo no partido, capacitadas de verdad y dispuestas a llevar adelante la labor que le sea encomendada y mas adecuada a sus especiales capacidades con el fin honesto y responsable de desempeñar su labor por el bien comun de la poblacion. En cada departamento habria un gabinete anticorrupcion debidamente supervisado a su vez.
    Poder legislativo, ejecutivo y judicial absolutamente independientes y donde absolutamente nadie este libre de que la ley le sea aplicada para bien o para su castigo si ello es pertinente.
    Poder mediatico asi mismo independiente e inmune a las presiones de uno u otro estamento. Que a su vez tenga la obligacion ineludible de una informacion veraz y ecuanime, donde la mentira calumnia y libelo sean delitos muy graves no solo sobre el papel sino en la practica judicial, con endurecimiento de las penas correspondientes.
    En fin y miles de cosas mas tendria que ofrecer un candidato al gobierno para que yo volviera a votar algo que no sea una papeleta en blanco. Práctica nada aconsejable pero ciertamente no veo otra manera de acabar con un sistema corrupto y enfermo incurable que ha de ser sustituido cuanto antes.

  4. Ricardo, ¿has pensado alguna vez que tal vez ese sea el objetivo último de ZP?. Me huele que pretende el cambio total de la Constitución donde se regule La República Federal de Estados Ibéricos. A lo mejor era hasta bueno, pero no con estos “artificios” de demolición previa… 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*