Nieve y hielo

No me había quedado aislado entre la nieve, no, pero es que las musas del 2010 andan como de vacaciones…

La verdad es que los últimos días hemos estado sometidos a la información más extenuante posible sobre un fenómeno tan natural como el de que nieve en invierno. Así que sólo nos han mostrado imágenes de ella como algo malísimo.

Ciertamente, si nunca llueve a gusto de todos, menos aún cuando nieva;  salvo los niños, que se libran del cole y encima disfrutan lanzándose bolazos. Pero la nieve tiene dos caras de su manto blanco. Por arriba juego y diversión, pero debajo de la alfombra blanca se siguen barriendo todas las pelusas sueltas.

Siempre hay que ser precavidos en estas circunstancias, no sólo hay que llevar las cadenas dentro del coche, sino que hay que saber ponerlas. No basta con llevar el depósito lleno de combustible, sino que hay que decidir si merece la pena aventurarse y mantener el coche en el garaje, aunque sea con el depósito vacío.

La información meteorológica es muy exacta ya a 24 horas vista, y en términos generales se conoce perfectamente la situación general. En términos locales es más difícil de precisar, ya que un pequeño cambio (microclima) constituiría la excepción a la norma.

Los avisos de Protección Civil, de la DGT, del Ministerio de Fomento y Transportes, etc. pueden incluso pecar de alarmistas en ciertos casos, pero evidentemente al final acaban teniendo razón.

De todos modos yo he disfrutado de un magnífico fin de semana en la nieve. He vuelto a Benasque y a Cerler, para solazarme con la familia en la nieve. Pero lo primero de todo fué analizar “concienzudamente” la situación meteorológica local para ver si realmente no habría problemas en nuestra ruta. Aún con todo, hice un refresco de colocación de cadenas, separando cada una en una bolsa distinta, sin enredones entre ambas, y cómodamente sentado en el garaje ponerlas y quitarlas un par de veces. Es una tarea más antes de poner los portaesquís. Luego en peores condiciones, tirado en mitad de la nieve, con frío y viento, cuanto más estudiados tengas los movimientos, menos tiempo te cuesta ponerlas, y puedes continuar el viaje dentro de unos márgenes razonables de seguridad.

En cualquier caso no nos hizo falta colocarlas, así que la nieve nos esperaba en las cimas dispuesta a darnos lo mejor de la montaña: “paz”. Gracias a tanta alerta este domingo fué un día excepcional en Cerler, apenas cuatro “locos” habíamos tenido la osadía de hacer caso omiso a las autoridades, así que nos repartimos por las pistas a nuestro antojo. Un snowboarder por aquí, una familia por allá y nosotros en grupito subiendo y bajando como posesos, una tras otra, recorriendo la estación de punta a punta, haciendo los 9 km. seguidos, repitiendo donde nos placía y abriendo pista desde el punto de la mañana… ¿Qué nos importaba que hubiera -9ºC a primera hora en las taquillas?. Cuando lo que importa es encontrar la trazada mejor, evitar alguna plaquita de hielo que otra y te lanzas ladera abajo, ya sólo eres tú y tu montaña, tu nieve, tus tablas y tus piernas…

De no haber sido por el viento, que obligó el sábado a no abrir más que dos pistas, habríamos podido sacarle todo el jugo a un fin de semana maravilloso, pero también darse un paseo por el Cerler antiguo y hacer unas foticos de nieve y hielo tampoco es como para despreciar.

En fin, la vida sigue derritiendo la nieve y volviendo a su cauce normal. Pero nosotros le hemos vuelto a encontrar  el lado bueno. Sin duda que son mejor estas imágenes que las de los problemas que han generado en otras situaciones menos favorables. Pero eso se lo dejo a Fomento para que vaya preparando ahora las piraguas que harán falta en más de un sitio para socorrer a los que se vean inundados. Que llueva que llueva, la Virgen de la cueva… porque año de nieves ¡año de bienes!, ¿ o no?.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Nieve y hielo

  1. HE VUELTO A NIEVE Y HIELO (12 DE ENERO). LA FOTOGRAFÍA ES DE LA SILLA DE COGULLA. CUANDO VUELVAS A BENASQUE NO DEJES DE IR A LA TABERNA DEL IXARSO. EL DUEÑO ES DE ZARAGOZA Y HAY VECES QUE ES COMO ESTAR EN TU BARRIO.

  2. Quique, todos los años nos escapamos a Benasque, y siempre hacemos dos paradas obligatorias, una es El Ixarso, con su vinagrillos y demás. La otra es justo enfrente en la cueva… con unos “alcagüeses”. jejeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*