Nivel de vuelo

altimetro.jpg

Siguiendo con la presentación en sociedad de algunos instrumentos aeronaúticos, hoy le toca el turno a otro importantísimo: “El altímetro”.

Este instrumento es el que nos indica en todo momento la altitud del avión respecto al suelo o respecto al nivel medio del mar.

Todas las cartas aeronaúticas tienen las elevaciones de los obstáculos”acotadas” en pies. En ellas vienen destacadas las altitudes de montes, antenas y la propia elevación del aeropuerto para que podamos mantener una separación de seguridad adecuada a las condiciones orográficas de la zona. Así mismo se indican las altitudes mínimas a las que se debe volar en determinados puntos de referencia en las aproximaciones instrumentales.

El funcionamiento del instrumento es relativamente sencillo. Compara la diferencia de presión atmosférica que existe entre el interior de una cápsula hermética y elástica, y la que hay en el “ambiente”. Cualquier variación de la presión real hará que la cápsula se adapte al mismo, expandiéndose o contrayéndose y estos movimientos se transmiten a una aguja reglada que da indicación de la “altitud de presión”.

Como siempre no quiero aburrir con estudios profundos yendo a “lo práctico” de vuestra supuesta curiosidad.

Antes de iniciar el vuelo se “cala” el altímetro con la presión real existente en el aeropuerto, por lo que la indicación del instrumento nos dará la elevación exacta del punto en el que nos encontramos. Cuando despegamos la indicación de cualquier avión debería de ser la misma puesto que todos están referenciados a la presión real existente en la zona. A partir de 6000 pies (altitud de transición), hay que volver a calar el altímetro para referenciarlo al nivel medio del mar. (PRESION ESTANDAR DE LA SUPERFICIE. La medida de una atmósfera de presión bajo condiciones estándar. Equivale a 1,013.25 milibares, 29.92 pulgadas de mercurio, 760 milímetros de mercurio, 14.7 libras por pulgadas cuadradas ó 1.033 gramos por centímetro cuadrado).

Dependiendo del modelo de instrumento, el ajuste se hace a 1013,2 mb ó 29,92 pulgadas. Desde este momento ya estamos volando a niveles de vuelo. Quiere decir que la referencia que se toma es la altitud que se tiene respecto al nivel del mar y no sobre el terreno. Por ello todos los aviones mantendrán la misma separación vertical aun cuando las condiciones de presión del exterior varíen según la zona.

Cuando se inicia el descenso se mantiene la misma regulación del altímetro hasta llegar a nivel de vuelo 100  (10000 pies), a partir de ahí se ajusta a la presión real del aeropuerto y ya empezamos a volar con altitudes sobre el aeropuerto.

Parece un poco complicado pero lo más importante de todo es que todos los aviones vuelen con las mismas referencias. Si por alguna lamentable casualidad algún avión no ha ajustado el altímetro en la aproximación, las indicaciones que se obtienen son totalmente erróneas, habiendo dado lugar a accidentes porque seguían volando respecto al nivel del mar. Por ejemplo, el aeropuerto de Madrid Barajas tiene una elevación aprox. de 2000 pies, por tanto, si sigues volando por niveles, el suelo estará esos 2000′ más cerca de tí de lo que crees. O lo que es lo mismo, el avión volará 2000′ por debajo de la altitud que debería de tener.  (tabla equivalencias metros/pies).

Creo que habré abierto una pequeña ventana a la importantísima atención que hay que prestarle al altímetro. ¡Felices vuelos!.

3 pensamientos sobre “Nivel de vuelo

  1. ¡¡Que tortazo me acabo de dar!! Salgo de Zaragoza sin aire y ajusto el altímetro, llego a Madrid y sin descender me doy cuenta que me he olvidado unos documentos importantísimos en Zaragoza, cuando llego han soltado el Cierzo y con mi precipitación no me acuerdo de volver a ajustar el altímetro y la indicación es de una altitud mayor de la que realmente llevo.
    Y claro bajando, bajando me encuentro con la pista antes de lo que creía. ¿Me la pego?
    Creo que además existen otras indicaciones e incluso una locución en inglés que te avisa del peligro, además de la torre de control.

  2. Efectivamente existen más indicaciones. Una es el radioaltímetro sólo utilizado para aproximaciones de precisión (CAT II o superior) que da la altura respecto al terreno. Su uso exige condiciones muy específicas. Al “chivato” que te refieres es el GPWS (Ground Proximity Warning System) que alerta de diferentes modos dependiendo de la configuración del avión: tren, flaps, velocidad, etc. Cuando grita: TERRAIN, TERRAIN PULL UP! significa que debes subir inmediatamente y sin pensartelo dos veces. Hace años un Jumbo de Aerolineas Argentinas o de Avianca (no recuerdo exactamente) se estrelló en las proximidades de Barajas por no hacer caso de esta alerta. Confiaban más en sus indicaciones erróneas que en este sistema de seguridad, en un momento de la grabación de la caja negra uno de los pilotos le dice al otro: “haz que se calle ese Gringo”, y el resultado fué que se estrellaron. Otro día hablaremos de estos temas.

  3. Pingback: ILS de categoría III. | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*