No temas volar

(autor foto)

Llevo unos días dando demasiado la tabarra con las cosas de los pilotos, estos seres extraños que hacen de su pasión por volar una profesión, y que luego están sometidos a la disciplina laboral propia de cualquier trabajo. Así que ahora me toca recompensar vuestra dedicación a este blog haciendo lo que siempre he querido: que os libreis del miedo a volar.

No es tarea facil, ni desde aquí puedo resolver todas vuestras angustias, pero lo que sí puedo hacer es poneros en el camino adecuado para que os ayuden otros más aptos que yo.

Lo primero que os recomendaría es leer un interesante libro escrito por un piloto-psicólogo de tal manera que te va llevando desde el origen de las fobias, a la manera de enfrentarte al vuelo, técnicas para relajarte antes y durante el vuelo y técnicas para vencer el miedo. Este libro, cuyo autor es Ramón José Antón Fuentes, tiene el atractivo título de: “NO SOLO LOS PAJAROS PUEDEN VOLAR y está editado Por Editorial Club Universitario.

A parte de este libro hay ahora una nueva iniciativa que surge de la colaboración entre el COPAC (Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Civil) y AEPA (Asociación Española de Psicología de la Aviación). Gracias a esta colaboración se imparte desde este mes el seminario: “PERDIENDO EL MIEDO A VOLAR”.

Imagino que sólo llegarán al final del enlace quienes realmente sienten ese miedo y están buscando la forma de superarlo, así que habreis visto que ofrecen un 10% de descuento a quienes acudan al mismo de parte de un colegiado. Así que ánimo, desde aquí y sin ánimo de lucro, os invito a acudir a dicho seminario de mi parte para beneficiaros de dicho descuento. Para ello basta con que me dejeis un mensaje-comentario en este artículo y yo me pondré en contacto con el COPAC para que realmente obtengais dicha bonificación. Lógicamente antes me pondré en contacto con vosotros a través de un e-mail para recabar vuestros datos personales y hacerlos llegar al Colegio. Como es una cosa muy seria os ruego que sólo lo hagais quienes de verdad tengais intención de asistir al mismo, ya que muchas personas pueden necesitarlo y nadie está trabajando en el proyecto para perder el tiempo con quienes se tomen esto a broma.

Espero que os sirva de ayuda y además que os ahorreis un dinerito a través de Alas de Plomo. La crisis no debe ser un obstáculo para volar con gusto y sin miedo. ¿No os parece?. ¡Animo y … A volaaaaaaaaarrrrrrrr!

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “No temas volar

  1. Yo reconozco que no tengo ese problema porque me encanta volar pero mi madre (hay que perdonárselo porque tiene ya 76 años) asegura que nunca subirá a un avión porque está convencida de que, con el miedo que tiene, perderá la consciencia en cuanto ponga el pie en un avión.

  2. Ahora estoy en MAD turno 27 para puesta en marcha con todad las pistas y rodaduras completamente nevadas. Sigue nevando con intensidad y los vehículos auxiliares de handling casi no pueden desplazarse por las vías de servicio y no creo que podamos salir pese al titánico esfuerzo de AENA por luchar contra los elementos. Aquí todo el mundo se está ganando su sueldo haciendo un trabajo excepcional, aunque como siempre los medios de los que disponen son limitados. Änimo y buena suerte!

  3. Lamia, ¡Qué suerte tienes de que te guste volar!. Creo que eres la primera persona que deja un comentario en este sentido. A tu madre la dejaremos tranquila, en su cocina, haciendo felices a sus hijos y nietos. Seguro que no necesita volar para sentirse plenamente satisfecha de la vida.

  4. Vito, lo de Madrid (y todos los aeropuertos españoles) es (son) un caos con nieve, ya que efectivamente hay pocos o insuficientes medios trabajando a destajo. En España afortunadamente no es lo habitual, ahora que cuando nieva de verdad, no hay manera de arreglarlo. En fin, paciencia y al hotel. Cuando escampe ya podeis retomar los vuelos y operar con las consideraciones propias de la operación de invierno… ¡ojo a la escarcha, traicionera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*