Orós Bajo

En Orós Bajo da comienzo el barranco d’Os Lucas del que ya os he hablado anteriormente. También la wiki da una breve reseña del lugar, pero a pesar de lo pequeñito que es, está tan bien ubicado que las vistas del valle de Tena y de la Sierra son magníficas.

Está en medio de la naturaleza plena y cuenta con una ermita del Serrablo, La Iglesia de Santa Eulalia, que tiene la peculiaridad de que el cementerio es el que da paso a la propia entrada de la misma. No hay nada que lo independice de ella y has de pasar entre las sepulturas para acceder al interior.

La Iglesia pertenece a una serie de catorce templos conocidos como de arte Mozárabe en el Serrablo y tiene las características propias de todas ellas.

A parte de la tranquilidad de espíritu que te invade por sus rincones, con un poco de enfoque en la cámara siempre te ofrece unas sugerentes e idílicas fotografías de la España rural y un remanso de vida a la antigua donde el heno se guarda todavía para el duro invierno que siempre llega a las montañas. Los gallos de corral impresionan por su majestuosa corona (no ya cresta) y las flores cuidadas con mimo alegran los patios de las ya remozadas casas del lugar. Las chimeneas típicas de la zona cuentan también cómo es de duro el frío contra el que luchar y muestran orgullosas sus espantabrujas coronando su cimera.

Aquí podeis ver las fotos que realicé en este pequeño reducto de paz.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Un pensamiento sobre “Orós Bajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*