OUTLETS

Se ha puesto de moda llamar a todo “outlet”. Pero como todo, en cuestión de traducciones, tiene muchos matices.

El vocablo inglés de marras tiene diversas acepciones según el ámbito en el que se utilice. Pero en español tenemos casi una palabra para cada concepto, y de algunas bastantes sinónimos que le dan una riqueza extraordinaria a nuestra lengua.

Pero en la sociedad de las “nuevas tecnologías”, que inmediatamente quedan anticuadas, el idioma común que se ha impuesto es el más simple -gramaticalmente hablando- y el que menos palabras necesita para funcionar. Una misma palabra con una preposición cambia totalmente de significado (phrasal verbs), y con cuatro estructuras elementales construimos frases medianamente comprensibles, sin declinaciones ni conjugaciones de verbos dependientes del sujeto…

Se nota que no le tengo demasiada admiración a esta lengua tan práctica pero tan “simple”. ¡Donde esté un español, un francés o italiano… ! o el mismo alemán con sus dificultades gramaticales, que se quite un Basic English.

Pero bueno veamos que es un Outlet de verdad, un outlet inglés 100 %. El primer “conceto” es el de salida. Pero tiene unas cuantas más acepciones: toma de corriente, desagüe, desembocadura, desaguadero, tubo de salida, concesionario…

Así que de cara a nosotros lo que habría que interpretar de un outlet sería: “todo aquél accesorio eléctrico o mecánico que sirve para permitir el flujo de corriente hacia equipos externos a la fuente de alimentación, o el flujo de otros elementos o fluidos hacia el exterior”… ¡Casi nada!.

Esa salida al mercado de productos que ¿sobran? ante la poca demanda, o por un exceso de oferta, es por lo que en el comercio se adoptó la palabreja para hacerla sinónimo de venta de productos a un precio menor del inicial, por cambio de temporada o por renovación de la oferta.

Así que según la tendencia de ventas actual nos encontramos con outlets de todo tipo de productos, ropa, coches, electrónica, discos, viajes, hoteles, billetes, cruceros, etc… Todo un mundo de posibilidades de comprar a buen precio, cosas de calidad a los que el único pero que yo les pondría es llamarles outlet.

Por ejemplo unas ideas de sinónimos más adecuados a nuestro idioma: OFERTAS, GANGAS, EXCEDENTES, CHOLLOS, BICOCAS, OPORTUNIDADES, DESCUENTOS, SALDOS, REBAJAS, BAJOS PRECIOS, BARATOS, …

Así que cada uno que lo traduzca según su intención de venta. El hecho de llamarle outlet, implica que es algo en cierto modo excedente, cuando no tiene por qué ser así. De hecho en muchos productos habría que destacar más el matiz de “excelente”, porque su precio no tiene nada que ver con una rebaja, sino que está motivado por una búsqueda de alternativas de compra-venta en las que el precio final se ajusta  en función del mercado. Y quien mejores alternativas ofrece en calidad y precio, puede vender auténticas OFERTAS sin haber hecho nada más que conseguir una buena rotación de sus productos…, como por ejemplo esta de Viajes Baratos.

Dejemos de lado stocks, marketing, merchandising, outlets y demás barbarismos, para seguir hablando de lo nuestro, almacenaje, distribución, venta, publicidad, ofertas, etc. Seguro que así nadie se equivoca en la traducción.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “OUTLETS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*