Padres putativos

NOTA PREVIA: cuando hablo de padres, como soy un antiguo, utilizo el “arcaismo” para referirme al plural, en el que se incluyen a las madres sin necesidad de insistir en el género de los protagonistas.

Sugiero ver este video y luego que leais, si quereis, mis elucubraciones al respecto.

Putativo se define (Siempre en el DRAE), como:

Putativo,va. (Del Lat. putativus)

1. Adj. Reputado o tenido por padre, hermano, etc. , no siéndolo.

Y el primer Padre Putativo del que se habla en las Sagradas Escrituras es el que ha dado origen al nombre de Pepe (abreviatura de P.P.), o sea San José.

Actualmente este calificativo debería – o al menos podría-  aplicarse a muchos padres (biológicos o adoptivos), puesto que su actuación no es la de padres, sino la de amigos, compañeros, colegas o camaradas.

¡Qué error tan grande!. Los niños necesitan de la figura de los padres y el establecimiento de normas de conducta y valores propios de una persona adulta. El ejemplo y la manera de actuar de los mismos es fundamental para el buen desarrollo mental de un infante.El diálogo, la toma de decisiones y acuerdos, los pactos etc. (valores tan importantes en una democracia) son extraordinariamente importantes cuando se ha llegado a adulto. Pero hasta entonces la forma de pensar y razonar de un niño es tremendamente “dictatorial”. Esto quiero, Yo ordeno, hazme caso, traeme agua, no quiero, etc. ¿Cuántas cosas os han dicho vuestros hijos de este tipo?. Todas.

Pero… la “Generación Perdida”, la nuestra, ésa que ha pasado de ser niños obedientes y educados a ser la de Padres tolerantes y permisivos, nos ha llevado a cometer ciertos errores de bulto que sólo a base de paciencia hemos sido capaces de superar.

Todos creimos que nuestros padres habían sido poco complacientes con nosostros, que nos negaron muchas cosas que no podían permitirse y que a nosotros nos parecían un derecho inalienable, que sólo podíamos hacer todo lo que ellos nos permitían y con unos criterios totalmente anacrónicos con los tiempos que corrían. A eso se le llama SALTO GENERACIONAL.

Todos los hijos nos hemos rebelado siempre contra nuestros antecesores. Además estábamos mejor instruidos, sabíamos de todo y ellos eran simplemente antiguos. ¡La modernidad era patrimonio nuestro!.Así que, una vez convertidos en padres, evitamos caer en sus mismos errores, por tanto complacíamos (intentábamos porque nunca se consigue) todos los deseos de los hijos, otorgábamos graciosamente todos los derechos de la infancia sin pensar y sin rechistar, les consentíamos todo, antes de pedirlo, anticipándonos a lo que les haría ilusión, y así sucesivamente.

Leíamos libros de paternidad, educación avanzada de los hijos, puericultura, pediatría, embarazo y parto, comunicación fetal, musicología aplicada al feto, parto natural, yoga en el puerperio, hemorroides en lactantes, el piojo y su entorno  psicosocial, la menstruación empieza allende los pirineos, y cualquier libro de formación INTEGRAL donde creíamos aprender a ser padres de una forma magistral.Ya, ya. ¡Benditos idiotas!. ¡¡Tan sólo somos padres!!. No somos una wikipedia donde almacenar toda la información sobre cómo educar a un hijo, tampoco somos tan completos como para hacer un tratado de psicología aplicada, no sabemos de todas la materias habidas y por haber necesarias para educar a un niño “como es debido”. Sólo somos padres. Nosotros sólo debemos dar cariño, cuidados, protección, libertad, ejemplo y … también dinero.

Pero lo que debemos superar es nuestro complejo de superioridad respecto de nuestros padres, Nuestro complejo de perfectibilidad rspecto de nuestros hijos y los complejos de culpabilidad que nos genera el tener que trabajar para vivir y estar alejados más de lo que querríamos de nuestros hijos.Cuando lo consigamos habremos evitado situaciones del tipo que nos presentaba el vídeo del principio. ¿No os parece?, padres y madres que me leeis.

P.S. Se admiten todas las opiniones contrarias a mis planteamientos, ya que yo ya soy un “fósil” de 50 años.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

5 pensamientos sobre “Padres putativos

  1. Bueno, yo no soy padre todavía, pero sé que cuando me toque será una etapa difícil porque los hijos somos yo creo que hasta cierta edad no tenemos por desgracia empatía y no sabemos todo lo que hacen los padres por nosotros. El video en cuestión, lo ví cuando lo echaron en la tele y me quedé completamente alucinado, lo que no acabo de comprender es de dónde salen todas esas “palabras” que suelta el pequeño, las oye en la tele?, en el colegio?, o en casa?, que es donde me temo que debe ser su origen. El único consuelo que me podría quedar es que este niño no sabe lo que dice, ya que si no aún sería peor. Saludos.

  2. Miguel, seguro que eres un padrazo, como la mayoría lo hemos sido. Hasta que no has pasado por ello no sabes bien el sacrificio de los progenitores y los desvelos pasados. Pero siempre es más gratificante de lo que pueda parecer. Eso sí, tiene mucha tela…
    Las palabras del niño son de dominio público, y son como esponjas de vocabulario. Imagínate tu cámara, con una tarjeta de memoria “virgen” de tropecientos megas, gigas o teras. Y tu hale a disparar como loco todo lo que se te pone por delante. Al verlas luego alucinarías del resultado. Más o menos el cerebro de un niño está así de limpio de fábrica y la capacidad de almacenaje es infinitamente mayor que la de una tarjeta. El resto es una labor diaria que ellos intentan controlar a su antojo. Animo y no te preocupes, crecen antes de haber suspirado tres veces.

  3. A cada uno lo suyo, Miguel…Para un gran fotógrafo metáforas con “objetivo”. Tu me enseñas a hacer fotos y yo a “malcriar” a tus hijos. Yo siempre salgo ganando… jeje 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*