Panem et circenses

screenshot202.jpg

Con esta “locución latina” se quiere expresar el intento de los gobiernos por “distraer” la atención de las masas facilitándoles el acceso a entretenimientos de baja calidad.

Me ha venido esta expresión a la cabeza al ver que ya han puesto en marcha la 9ª edición del “programa-concurso-reality-culebrón…” Gran Hermano.

Sorprenden las cifras que dan de Share, el despliegue publicitario y las filigranas que organizan para crear más morbo. ¿Dónde está el carácter de estudio sociológico con el que la Milá pretendía dignificar semejante “espectáculo”?.

A mí particularmente me han dejado sin poder ver un canal de TV a la hora del Prime Time. No puedo soportar tanta vulgaridad junta.

Pero me pliego al interés general, y si alguien está interesado en seguirlo a través de la red, tienen su propia web. ¡Allá cada cual con sus preferencias!.

Me da que ya han resuelto el tema de cómo distraer a la opinión pública durante los meses de precampaña electoral.   

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Panem et circenses

  1. Qué pena regresar de vacaciones y ver que algunas cosas no cambian… Porque a Gran Hermano hay que añadir el Tomate, los programas de los cantizanos y compañía… En fin. Menos mal que siempre nos quedan los libros. Te recomiendo “Corazón Helado”, de Almudena Grandes. Estoy con él y la verdad es que me ha atrapado.

  2. Agradezco la sugerencia y prometo comprarlo en seguida. Lo de la teledetritus no me afecta demasiado ya que con no verla arreglado. Pero por las noches no siempre apetece hacer algo más que sentarte a “intentar” ver algo entretenido en la tele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*