Parot-iditis

ScreenShot101

 

Estamos asistiendo a un espectáculo político-legislativo-judicial que nos revuelve las tripas a la ciudadanía o, por no ser tan atrevido, a una mayoría de la misma, que vemos salir de prisión a una retahíla de convictos de los que en la cárcel han tenido que estar “protegidos” por los funcionarios de prisiones para evitarles males mayores del tipo de baader meinhof…

En este País, maltrecho, en el que la clase política ha demostrado de sobras su alejamiento de la sociedad a la que dicen representar y en el que cada día se destapa un nuevo caso de corrupción entre las instituciones, nos dimos de bruces con la aplicación inmediata de lo que se ha dado en llamar “doctrina Parot”.

Yo debo partir de la aceptación de lo que en derecho es legal, de que las resoluciones de los tribunales de mayor instancia, en este caso el de Derechos Humanos de Europa, han de ser cumplidas para garantizar, incluso a esta chusma, que esos derechos no se vean vulnerados por nadie, ni siquiera por el Gobierno de una Nación. Ahora bien, el respetar los derechos sólo de una parte, atenta contra el PRIMER DERECHO FUNDAMENTAL de un ser humano, DERECHO A LA VIDA, y ese derecho ya fue vulnerado a tantas VICTIMAS como han dejado tras de sí estos inhumanos asesinos, violadores y criminales de distinto pelaje que se están beneficiando de esta aplicación inmediata de la redención de penas.

Asistimos impotentes a la excarcelación, a veces aclamada por unos cuantos, mientras que el resto nos preguntamos cómo es posible esta “aberración” legal. En un estado de derecho, los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial deben y, aparentemente lo son, ser independientes entre sí. Sin embargo la duda que nos asalta en estos días es si en realidad el poder Judicial actúa de manera que no se vea influenciado por el poder Político.

Para no ser excesivamente radical en ninguna afirmación, por mi parte tengo mis dudas… Imagino que detrás de todo ello hay más de una “buena voluntad”, que negociar con los “innombrables” para que de una vez por todas la amenaza terrorista desaparezca de nuestras vidas, que el olvido y la generosidad de las víctimas siga dando la justificación de que esas muertes innecesarias al menos servirán para que nadie más tenga que morir “POR NADA”.

No sabemos lo que hay tras la retórica vacía de nuestros ministros y Presidente de Gobierno, ni de la Oposición, sólo vemos gente camuflada salir de la cárcel, amparada y protegida del “populacho” para evitar que sean linchados, y oir que Acatan las decisiones judiciales…

Pues bien, la gente normal y corriente, la que cada mañana se levanta de la cama a pelear con la vida, a tratar de que sus familias no se vean azotadas por otras vicisitudes ajenas a la vida misma, con sus problemas, son sus ilusiones y con sus sinsabores, pero dentro de lo que consideramos normal, estamos más que hartos de ver la IMPREVISION con la que han actuado nuestros poderes, a sabiendas de que eso iba a ser así, que la reforma del Código Penal fue un parche ¿pactado? para que “a posteriori” ocurriera exactamente esto que está sucediendo, y que ahora cada día veamos con estupor cómo son liberados muchos que a la primera ocasión nos tememos que van a volver a actuar de la manera que ya hicieron…

Por último debo decirles a nuestros tres poderes, cada uno con la parte de responsabilidad que le corresponda, que tanta doctrina Parot nos está provocando una complicación testicular, más conocida como PAROTIDITIS, y en lenguaje llano que se nos están hinchando los huevos (en fino TESTICULOS) y eso no es bueno para nuestro País.

 

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*