Pasadizos en Alcañiz

Una de las cosas curiosas que te puedes encontrar en cualquier rincón de nuestros pueblos y ciudades está siempre relacionada con la conservación de alimentos.

Desde que el hombre dejó de ser nómada en busca de su alimento, y se estableció dando lugar a la agricultura, hasta que intentó conservar los excedentes de comida durante el buen tiempo para que en el invierno, cuando el frío y la nieve les impedía cazar o cultivar grano, fueron dando pequeños pasos con ese objetivo.

Descubrieron el secado y curado de carnes, los ahumados, la conserva en salazón (deshidratado) y cómo no la refrigeración.

Claro que la refrigeración era menos cómoda que en la actualidad. Para ello se excavaban o aprovechaban cuevas naturales en las que iban almacenando nieve y hielo, y bien prensado conseguían hacer un bloque compacto de hielo que duraba practicamente todo el verano. Luego había que cortarlo en pequeños trozos para poder repartirlo con mulas y forrado de paja para evitar su deshielo.

Estas neveras eran muy comunes en muchos lugares de nuestros pueblos donde la nieve hacía su aparición ya en otoño.

Una de las más conocidas tal vez sea esta nevera de Alcañiz, muy bien conservada y convertida en pequeño museo donde se pueden ver algunas de las herramientas que utilizaban para su manipulación: sierras, moldes, prensas de husillo, etc. A parte de ser una nevera de considerables dimensiones está comunicada mediante galerías subterráneas que según cuentan recorren todo el subsuelo de la ciudad, comunicando el castillo y las Iglesias y que han tenido diferentes usos dependiendo de la época. Tanto eran refugio durante las guerras, como lugares de huida durante un asedio.

De cualquier manera os dejo unas foticos de la nevera y de alguna de las galerías.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

5 pensamientos sobre “Pasadizos en Alcañiz

  1. Es una gozada ir descubriendo estas pequeñas joyas. Hace poco tuve la suerte de visitar en Teruel unos pasadizos que han recuperado recientemente unos aguerridos promotores que han puesto en marcha un pequeño hotelito.
    Además de tomarte un te exquisito en una sala super fresquita, te enseñan las galerías que comunican una de las torres mudéjares con la parroquia. Si te interesa visitarlas, creo que podría conseguir la información.

  2. Ya sabes que me gusta aprender de todo y cómo no del mudéjar, de las grutas o del canto de las cacatúas. Así que gracias por la info que me proporcionarás. Siento que creyeras lo de la cía que “vive” de echar gente a la calle…

  3. Pingback: Vencimiento del Dragón de San Jorge en Alcañiz | Entre machacas y becarios

  4. Hola buenas

    Creo que acabo de descubrir pasadizos subterraneos en un pueblo de Campo de Belchite, si tuvieseis algun tipo de informacion basica sobre subterraneos de este tipo que creais que me pudiesen servir estaria infinitamente agradecido.
    Espero que pronto os pueda invitar a visitarlas
    Un Saludo!

  5. Ruben, lo que puedo saber es lo que he ido rebuscando por internet. No obstante te recomendaría ponerte en contacto con el Departamento de Turismo de la DGA. Ellos te pueden orientar perfectamente en cuanto a documentación, archivos que puedes tener disponibles, etc… Creo que estarían más que interesados en ese nuevo hallazgo. ¡Felicidades.
    Nota: he eliminado tu mail, porque a mí me queda registrado y te evito SPAMS. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*