Pasar por el aro

(autor foto)

En este caso sería pasar por el arco o no de scanner tridimensional…

Pasar por el aro todo el mundo sabe lo que significa, vamos que hay que aceptar determinadas imposiciones ajenas a las que en la mayoría de ocasiones haríamos caso omiso.

Desde que publiqué el artículo sobre estos detectores se ha abierto un pequeño debate de la idoneidad o no de establecerlo como una medida de seguridad apropiada, sin interferir en el derecho a la intimidad de las personas, y más aún de los niños.

Yo sólo digo que cada uno es muy libre de aceptar o no la propuesta, ya que la gente normal aunque tenemos opinión al final nos hacen pasar por el arco y por donde sea.

Lo que me mosquea de todo este asunto es la coincidencia en el tiempo de dos hechos muy extraños. El uno un joven nigeriano, de familia rica, que compró un billete de un solo trayecto y que luego resultó que llevaba explosivos entre los calzoncillos… ¡qué suerte que no llegara a hacerlos explosionar!.

Y el otro caso el de un pobre viajero eslovaco al que le metieron explosivos en su equipaje la propía policía del país.

Como suelo ser muy mal pensado, he llegado a la conclusión de que el show para la venta masiva de estos arcos ha superado con creces cualquier otra campaña comercial de otro tipo de mercaderías. No es fácil convencer a la opinión pública de la verdadera necesidad de incrementar la seguridad, a un coste elevadísimo, si antes no han sentido miedo real al peligro.

Ahora veo a Mr. Obama como un mero Jefe internacional de ventas. Ha reconocido su responsabilidad, ha hecho que los servicios de inteligencia nacional pidan disculpas por el lamentable error y se van a reforzar las medidas de seguridad, mientras por Europa andaba un pobre hombre expuesto a su propia bomba sin ni siquiera saber que la llevaba.

A mí esto me huele a chamusquina. Yo por si acaso, si tuviera dinero, invertiría en acciones de la compañía que lo comercializa. Me huelo que en unos meses se revalorizarán como la espuma, tanto como el miedo que hayan sido capaces de generar en todo el mundo.

Y por si se nos había olvidado, nos sobran vacunas contra la Gripe A. Si quereis comprar algún excedente de ellas basta con contactar con las delegaciones de Sanidad locales. Seguro que están de oferta. (Francia ya vende, más paises europeos negocian los contratos de compra, sin embargo en Asturias tanto les da, y Doña Trinidad Jiménez, la de la chupa de cuero, está ahí ahí a ver cómo liberar lastre…).

Así que me temo que seguiremos pasando por donde nos metan, algo que ya les sucedió a los romanos que pasaron las Horcas Caudinas

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*