Paseo

screenshot032

Hoy tenía que andar, pasear para poder pensar. Odio la soledad pero necesitaba estar solo. Además no me gusta andar. Pero como tenía que hacerlo me he ido a “airearme” cosa que con el cierzo que soplaba me ha resultado muy fácil.

He andado, pensativo y me he encontrado tan solo como el parque hundido junto a la rotonda. Este parque no tiene mucho sentido, pero hay demasiadas cosas que tampoco lo tienen y nadie sufre por ello. Pero es que además el mismo se llama Parque de la Razón.

La pérgola de espaldas al muro parece querer decir que ella está ahí para soportar vida vegetal, rosas o madreselvas, lo mismo da. Pero su estructura aguarda a la primavera para florecer sobre el hierro. El muro impasible mira con firmeza el estanque seco como solidarizandose con su inutilidad.

El banco ni siquiera tiene un anciano tomando el sol, ningún niño juega en este parque solitario. Tal vez esa es la esencia del parque, el encuentro con la soledad. Por eso he ido allí, porque me he ido solo.

Tal vez la valla de troncos preserve ese espacio ajeno al trajín de coches, o para que nadie caiga por el talud hacia el parque sin haberlo buscado. ¡Quien sabe!. Igual la soledad te absorbe y ya no puedes salir de ahí…

El ruido del avión volando bajo me ha hecho salir del trance y he vuelto a escuchar la vida, la gente y ya he dejado de pensar…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “Paseo

  1. Suco, es un pequeño rincón ajardinado, justo en la rotonda que da acceso a la Autovía Mudéjar, en la prolongación de Gómez Laguna hacia vía Ibérica. La verdad es que la ubicación es lo peor, ya que por ahí todo el que pasa lo hace en coche, camino de algún remoto sitio, o muchos caminantes que han salido precisamente a caminar, no por ir a ese parque.

  2. Si buscabas soledad desde luego ese era el sitio. De vez en cuando todos necesitamos momentos así, alguna vez hay que ponerse a pensar y para ello lo mejor es buscar el entorno adecuado. Eso sí, fuera de ahí, pensar un poco menos.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*