Prender la mecha

Seguimos en plena canícula, el calor hace que el monte esté preparado para arder, la hierba seca que han ido arrancando bajo los pies, es un manto de combustible dispuesto a transmitir una chispa  por todo él.

Hoy alguien va a pegar fuego a algo más que un monte y las consecuencias del incendio son en este momento imprevisibles. Creo que habrá huelga de controladores, así que va a arder no Troya sino el espacio aéreo español y con él el europeo enteros.

Hace años nos concienciaban para cuidar el medio ambiente y prevenir incendios con un slogan: “Cuando el monte se quema, algo suyo se quema”. Hoy va a haber un incendio provocado, todos sabemos ya por quien. Han preparado el terreno, han extendido el combustible, han calentado el ambiente y sólo falta echar la cerilla que inicie el fuego.

Lástima que para extinguir este tipo de fuegos no haya brigadas apropiadas que se jueguen la vida y luchen por apagarlo. Esto es el escenario previsto para muy pronto, fuego que surge de los rescoldos quemados de unas personas que estan a punto de la desesperación. No cabía esperar otra cosa de toda una serie de acontecimientos que les han ido llevando a la toma de una decisión indeseada y sin embargo ya casi obligada. No les han dejado otra salida, así que a los responsables de la quema que les pidan cuentas.

Ellos sabrán qué pretenden con este incendio, pero me temo que como en otros casos la especulación está detrás de todo ello. Arrasan un monte precioso y valiosísimo para parcelarlo y venderlo por lotes, mientras todos perdemos nuestro patrimonio natural.

AENA es ese monte, los controladores sus árboles y un grupo de pirómanos le van a pegar fuego. La chispa saltará desde un despacho mediante una llamada de teléfono diciendo a todo que NO. Ese será el disparador, después habrá que llamar a Nerón para que nos haga una oda mientras toca la lira. Yo recomiendo a todos ponerse a barlovento, no sea que nos envuelva el humo y ya no podamos escapar de la quema.

Os remito a otro artículo (documentos apócrifos) en el que publiqué al final un documento pdf (previsiones crisis aérea), que demuestra cómo este escenario estaba previsto hace mucho tiempo.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Prender la mecha

  1. Me lo miraré con más atención, palabra. Pero, a la voz de pronto… jamás se me hubiese ocurrido vincular a los controladores que conozco con un concepto tan natural como “árbol”, la verdad…

  2. Alitrasto, después de entender el cerebro del hombre en general, el mío en particular todavía es más raro… veo árboles y montes de orégano donde otros ven negocio. Debe ser que me estoy yendo a mi parte de Alonso Quijano. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*