Procesión del Santo Entierro de Zaragoza

jesus.jpg

La procesión del Santo Entierro de Zaragoza resultó ser un escandaloso “fiasco”. La supresión de tan importante acto representó un tremendo “jarro de agua fría” tanto para los miembros que forman parte de las cofradías , como para los miles de ciudadanos que esperabamos ilusionados el paso de todos ellos.

Vale que la meteorología no ha sido nada favorable, que la amenaza de lluvia ha estado presente durante los últimos días, haciendo imposible el desfile procesional de muchas cofradías, sobre todo el Jueves Santo. Pero, por eso mismo, todos deseábamos con más ganas que nunca asistir al acto más importante de la semana Santa.

Sin embargo no tuvimos oportunidad de ver una procesión como “Dios Manda”. Alrededor de las 14:00 horas ya habían decidido suspender el acto, puesto que ya dieron la noticia algunas emisoras de radio. Pero la mayoría de cofrades y público tuvimos que enterarnos en el momento de “reunión”.

Los rostros de todos expresaban todo tipo de emociones, desde el estupor a la indignación, desde la rabia a la resignación, desde la frustración a la tristeza, desde la incredulidad al llanto. Ayer se frustaron muchas ilusiones y se despreciaron el esfuerzo y entrega de muchos cofrades. Adiós al sacrificio de muchos días de preparar todo con mimo. Adiós al frío de tantos ensayos. Adiós al entumecimiento de los músculos provocado por el repiqueteo de baquetas y de mazas. Adiós a la callada y primorosa preparación de los pasos para que luzcan con todo su esplendor. En definitiva adiós a la procesión.

Quienes ayer tomaron la decisión de suspender la procesión y realizar un desfile de “pendones” (quiero decir estandartes y no otra cosa… malvados), se equivocaron plenamente. Poco a poco se fué aclarando el cielo hasta llegar a lucir el sol. Tomaron la decisión de forma total y absolutamente “PRECIPITADA” y aunque se presupone que lo hicieron para preservar los pasos de una posible lluvia, deberían haber postpuesto dicha decisión hasta el último momento. 

Este año ¡nos hemos quedado con las ganas!. Así que ya estamos esperando que llegue la Semana Santa del año que viene. 

   

2 pensamientos sobre “Procesión del Santo Entierro de Zaragoza

  1. Fue una auténtica pena. Yo siempre lo veía desde un balcón.
    No pertenezco a cofradía alguna, pardiez, pero conozco a muchos cofrades a los que se les partió el alma.
    Besos.

  2. Pingback: Procesión Santo Entierro de Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*