Publicidad interactiva

Gracias entre otras muchas cosas a los medios técnicos disponibles, hay infinidad de ofertas comerciales en todo tipo de soporte. Pero hace que falta el destinatario final de la misma, el cliente potencial, se quede con “la copla”  y se decida a comprar lo que se le ofrece.

Los publicistas, además de intentar vender el producto, deben crear necesidad en el consumidor, o al menos dejar en nuestra mente la imagen de marca que tanto esfuerzo cuesta conseguir. Nos movemos generalmente por instintos básicos, irracionales, que hay que aprovechar para que sea una publicidad eficaz.

De entre los múltiples y tradicionales medios de propaganda tradicional, estamos evolucionando hacia otras tendencias más acordes con la cultura del momento, así que no se podía desechar una herramienta tan poderosa como es el Youtube. Estamos cansados del buzoneo, de los call-centers, de los interminables bloques publicitarios de la TV, de los banners, de los SPAMS, de… la publicidad en general.

Ponemos filtros psicológicos a tanto mensaje “comecocos”, tiramos sin leer cientos de octavillas o catálogos que no hemos pedido, colgamos el teléfono nada más decirnos el nombre un tele vendedor, cerramos la puerta en las narices de quien nos ha levantado de la siesta con un maletín lleno de libros, filtramos los mails que llevan un link, etc. todo para no ser asaltados constantemente por ese bombardeo mediático al que no nos podemos sustraer.

Salimos a la calle y vemos una gigantesca foto de una preciosa modelo que sirve de contenedor a una marca de ropa, el bar de la esquina nos invita a sentarnos en un velador que regala la cerveza tal, mientras que el luminoso nos quita la sed con otro refresco de cola, a la par que la sombrilla nos alivia del calor con su sombra que transparenta un nombre de helados… El bus urbano te lleva, además de al curro, a un paraíso lejano volando con chiquitistán airlines, a los hoteles de fulano, mientras te tomas un brebaje en compañía de la primera modelo que habías visto. Y poco a poco, si es que nos hemos quedado con algo, es con la cara de la modelo que no recordamos si estaba en un hotel, bebiendo cerveza, o era que la camarera se había ido de vacaciones con un repartidor de helados…

Quiero decir que todos tenemos grabadas en nuestrs cabezas una serie de MARCAS de infinidad de productos que consumimos a diario, pero le somos fieles por comodidad o aburrimiento, o por sus magníficas prestaciones o calidad. Solemos ser fieles y eso buscan precisamente quienes consiguen un nuevo cliente para su producto.

Así que siempre hay algo que nos llama la atención de una determinada campaña y quizás hasta probemos lo que nos ofrece por simpatía. Verdaderamente hay anuncios, slogans, logotipos que se han convertido en símbolos y seña de identidad de una empresa y, aunque parezca mentira, son los que más invierten en publicidad a pesar de ser los que tienen mayor cuota de mercado. Pero están siempre presentes para que no les olvidemos.

La campaña promocional de Tipp-Ex a través del Youtube es, a mi juicio, una forma de entender el medio publicitario como algo más que un anuncio, convirtiéndolo en un pequeño divertimento del que participas escribiendo una palabra después de haber utilizado “virtualmente” el borrador de erratas. Tú, al escribir una nueva palabra, modificas el final del spot y te va sorprendiendo con cada una de las que escribes. Así que durante un buen rato estás probando a ver que hacen el cazador o el oso, y al final se te queda el nombre de la marca que no se te borra ni con su producto. Me parece que consigue  lo que pretende de una manera total.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Un pensamiento sobre “Publicidad interactiva

  1. Es bastante original este anuncio, justo lo vi hace unos días. Ciertamente, internet ofrece un gran abanico de posibilidades, no obstante creo que tampoco habría que subestimar a los medios tradicionales, el asunto está en echarle un pelín más de imaginación. Yo creo que, sea cual sea el soporte, hoy en día está comprobado que hacer participar al público dentro de la experiencia es lo más importante, luego lo van a recordar porque ellos mismos se vieron implicados.

    Por ejemplo, me ha sorprendido este anuncio de McDonalds, aprovechan lo cotidiano para adecuar el mensaje publicitario: http://postmarketing.blogspot.com/2010/09/parece-que-alguien-necesita-un-cafe.html

    Pensamos que hoy en día todo está visto y la única posibilidad está en internet, pero en realidad todavía se pueden hacer cosas bastante originales y sencillas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*