Alas de Plomo

5

República o Monarquía

Carlos 7 diciembre 2008


(autor foto)

Cada cual opinará sobre sus preferencias políticas en cuanto al régimen constitucional que le gustaría tener. Partiendo de la base de que un Estado totalitario, de cualquier ideología, bien sea de naturaleza dictatorial o de sometimiento por la fuerza a cualquier tipo de idea impuesta no tiene cabida en nuestra forma de gobierno ideal, sólo nos quedan estas dos opciones.

Ayer se celebró el aniversario de nuestra Carta Magna, La Constitución española de 1978, en la que se recogen todos los derechos y libertades de los españoles y sobre la que se fundamenta toda la legislación que ha de regular la convivencia pacífica entre todos los ciudadanos de nuestro país.

Como no es mi intención abrir un debate sobre las ventajas e inconvenientes de uno u otro modelo de Estado, me limitaré a señalar que me causa “estupor” y vergüenza que un “presunto” representante del pueblo soberano se atreva a pedir que se mate a una persona. En este caso se refería al Rey de España, Don Juan Carlos I.

Insisto en lo lamentable de una opinión tan “ANTIDEMOCRATICA” e “INHUMANA”como propugnar el asesinato de un ciudadano de nuestro país.
Pudiendo ser totalmente opuesto a la Monarquía, o siendo un pretendiente a una forma de manifestar nuestra libertad mediante el establecimiento de una República, y sencillamente como ser humano pienso que este tipo de actitudes no son ni mucho menos un ejemplo de tendencia hacia un buen gobierno. Si gente así habría de ser la que nos gobernara en una III República española, ¡apañados íbamos!.

El asesinato para obtener un objetivo político se ha demostrado que no es la manera adecuada de defender un ideal. Nadie tiene por qué morir por defender una causa política. Aún es más, nadie tiene que morir por ninguna causa, salvo la de llegar a viejo.

Así que el señor Joan Tardá no ha hecho más que demostrar que no andamos por buen camino con gente así de “radical”. Tal vez tenga una idea más “avanzada” que yo de cómo convencer a los demás de la bondad de sus ideales republicanos. Pero si de verdad es así de democrático para todo, que Dios nos pille confesados si el Pueblo español decide que prefiere una República gobernada por este tipo de politicos.

Si empiezan matando al que representa hoy por hoy a todos los españoles, ¿qué no harían con un mierdecilla como yo que probablemente no les aplaudiría ciegamente?. En fin esperemos que los republicanos no se sientan representados por este, para mí IMPRESENTABLE bocazas.

Así se expresaba sobre la COPE y de lo que entiende por generar odio…

About Author

Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana.. View all posts by Carlos →

Comments (5)

  1. Chispas, mi generación (voy a cumplir medio siglo, 10 lustros,50 tacos..) hemos nacido durante la dictadura, en una España pobre, que se empezó a recuperar justo cuando nacimos, conocimos la “represión” franquista, vivimos con ilusión el cambio hacia la democracia, algunos participaron en conseguirlo pese a su juventud, otros asistíamos como espectadores “timoratos” esperando a ver qué ocurría, había ilusión y temor.
    Se restablecieron las normas democráticas, con el acuerdo y la generosidad de todos los que habían pertenecido a uno u otro bando de la contienda. Y ahora cuatro desgarramantas, imberbes, que no saben nada de nada y lo único que tienen es rencor -por lo que les han contado- y ambición por lo que pretenden conseguir en beneficio propio (nunca por los demás), no hacen más que recordar una miseria cuyos protagonistas quisieron olvidar cuanto antes debido al horror que sufrieron todos los españoles sin excepción.
    ¡Eso no hay derecho a que lo hagan!, y la figura del Rey es poco menos que testimonial, porque el Gobierno efectivo de nuestro País lo tiene el Parlamento democrático. Así que no veo mucha diferencia.
    Otra cosa es que lo que pretendan algunos separatistas es establecer una República Federal , con estados independientes (Taifas), en las que mangonear y lucrarse a tope. Y eso claro está no cabe en nuestro modelo actual dentro de la Constitución. Por eso quieren cambiar la constitución, para declararse totalmente Estados Independientes. Así lo veo yo y así te lo he contado….

    Responder
  2. - Durante la II República tanto el Pais Vasco como Cataluña proclamaron su independencia.
    - 9 de Noviembre de 1933, discurso de Largo Caballero, Ministro de Trabajo y posteriormente Presidente del Gobierno por el PSOE, durante la campaña electoral y publicado en el periódico “El Socialista”:
    “Se dirá: ¡Ah, ésa es la dictadura del proletariado! Pero ¿es que vivimos en una democracia? Pues ¿qué hay hoy, más que una dictadura de burgueses? Se nos ataca porque vamos contra la propiedad. Efectivamente. Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: ‘Como en Rusia´). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas, habrá que obtenerlo por la violencia… nosotros respondemos: vamos legalmente hacia la revolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente (gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aun los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar. El 19 vamos a las urnas… Mas no olvidéis que los hechos nos llevarán a actos en que hemos de necesitar más energía y más decisión que para ir a las urnas. ¿Excitación al motín? No, simplemente decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en la torres y en los edificios oficiales ondee, no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista”.
    -Elecciones generales de noviembre de 1933, las primeras verdaderamente democráticas, con sufragio femenino, tuvieron por resultado la mayoría de las derechas: 258 diputados de derecha, 119 de centro y 95 de izquierda. Esta última se presentó desunida, mientras que la derecha se agrupó en torno a la CEDA. La participación fue del 67’46%, con una notable abstención en las zonas de mayoría anarquista
    -7 de octubre de 1934: una parte del PSOE encabeza un golpe de estado que amenaza con desembocar en un guerra civil. Los golpistas forman un “Ejército Rojo” con 30.000 hombres y deciden lanzarse al asalto de Madrid para tomar el poder, legítimamente en manos de la derecha. Dicho levantamiento armado se salda con 4.000 muertos, entre ellos 35 sacerdotes.
    - Frente Popular 1936-1939
    Disolución de las Cortes y convocatoria de elecciones generales 7 de enero de 1936.
    Triunfo de la agrupación de izquierdas en las elecciones celebradas el 16 de febrero de 1936 con los siguientes resultados, que dieron la victoria al Frente Popular, que con más del 60% de los diputados electos agrupaba a PSOE, Izquierda Republicana (que incluía a la ORGA), Unión Republicana, ERC, PCE, Acción Catalana, POUM, Partido Sindicalista y otros.
    -17 de Junio de 1936: Gil-Robles denuncia en el parlamento los desórdenes habidos desde el 1 de febrero hasta el 15 de junio: “160 iglesias destruidas, 251 asaltos de templos, incendios sofocados, destrozos, intentos de asalto. 269 muertos. 1287 heridos de diferente gravedad. 215 agresiones personales frustradas o cuyas consecuencias no constan. 69 centros particulares y políticos destruidos, 312 edificios asaltados. 113 huelgas generales, 228 huelgas parciales. 10 periódicos totalmente destruidos, todos de derecha. 83 asaltos a periódicos, intentos de asalto y destrozos. 146 bombas y artefactos explosivos. 38 recogidos sin explotar.” El gobierno del Frente Popular alegaba estar desbordado ante la escalada de violencia entre sectores radicales izquierdistas y derechistas, causada por ambos.
    El 12 de julio de 1936 es asesinado José del Castillo Sáez de Tejada. Al día siguiente, guardias de asalto, fuerzas de seguridad, compañeros de Castillo, asesinan al líder de la oposición, José Calvo Sotelo, antiguo ministro de Hacienda de la monarquía y jefe del Bloque Nacional, agrupación de monárquicos de Renovación Española y de carlistas tradicionalistas. Calvo Sotelo era en ese momento el líder de la oposición y este hecho sin precedentes en una democracia, se considera el detonante de la guerra civil, que estalla cuatro días después.
    ¿Era ésta una democracia? Olvidar nuestros errores no ayudan a resolver los problemas actuales. Es mejor mirar al futuro y construir puentes sólidos para ampliar nuestros horizontes.

    Responder

Leave a Comment

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!