Rodin en Zaragoza

Si Zaragoza no va al museo Rodin, sus esculturas irán a Zaragoza… ¡Y aquí están!.

Por fin el mal tiempo nos ha dado una pequeña tregua y los zaragozanos hemos podido salir a la calle, ese lugar donde nos gusta estar a cualquier hora. Una visita al Pilar, un vermutillo dominguero y un poco de arte siempre ayudan a encarar la semana con el espíritu parcialmente renovado.

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y por tanto no se ha desbordado (todavía), ayer pude acercarme a las esculturas de Rodin, que observaban asombradas a la gente que pasaba por la calle Alfonso I (El batallador). Completamente desnudas, aprovechaban los rayos de sol de una mañana soleada, para broncear más sus cuerpos de bronce (broncíneos para el poeta), y vernos la cara de cultos que tenemos cuando los observamos de soslayo o abiertamente directos hacia cualquier parte de su anatomía, desproporcionada a veces, pero armónica y equilibrada siempre.

El Museo Rodin está ahí cerquita, en París, pero no solemos acercarnos mucho por allí. Si no vamos apenas a los que tenemos (y muy buenos) en la propia ciudad;  exposiciones como la del Paraninfo (Selecta: Del Greco a Picasso) están pasando con más pena que gloria para la gran mayoría de zaragozanos, y el movimiento cultural real es un espejismo en una Zaragoza más preocupada por las obras (zanjas) que por las obras (arte).

Sé que muchos de vosotros no sois de Zaragoza, así que me he tomado la libertad de haceros llegar un poco de lo que se puede disfrutar en esta colección de esculturas de Rodin que se han dejado caer por una ciudad “cultural”. A los zaragozanos no les convalida el ver mis fotos con la obligación de verlas y tocarlas, y sentirlas, y retratarlas “in situ”.

Ver al pensador, pensando en sus cosas a las puertas del Pilar, es algo más que una visita coyuntural casi obligada. Ponerse a su lado a adivinar  lo que estará pensando es un buen ejercicio para nuestras mentes racionales. Es puro placer espiritual.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “Rodin en Zaragoza

  1. Yo soy de Zaragoza (aunque por motivos de trabajo estoy en Madrid) y no sabes la ilusión que me ha hecho ver esta imagen tan bonita… Ainsss, el próximo finde que vaya a casa me escapo al centro a verlos en persona (espero que no llueva, jeje)

    Saluditos

  2. ¡Es una delicia! Es hermoso contemplar el arte, la escultura concretamente en medio de la ciudad, al alcance de todos, absolutamente todos, los interesados y los que no. Si además se trata de Rodin, el placer se multiplica. La lástima es que sea temporal, aunque con la de fotografías que se han hecho podríamos construir un mural- collage gigante porque si impactantes son las figuras, no deja de serlo menos la expectación que han despertado. Sólo echo de menos algún panel explicativo de la historia en torno a los burgueses y al propio pensador. Así el “conocimiento” y el disfrute de los simbolismos sería mayor para los mismos todos de antes.

  3. Sand, pero si vivir en Madrid es como hacerlo en uno de los barrios rurales de Zaragoza. Aquí con las obras del tranvía, cuesta una hora casi llegar al centro (en bus) desde la zona Sur. Y con el AVE te cuesta 1:15 llegar. En el enlace hay más fotos, pero si con la de portada te animas a visitarlas es mejor aún. Lo de llover ya sabes que es cosa del tiempo. 😉

  4. Waldeska me has dado una buena idea, así que voy a crear un par de grupos… uno en Flickr y otro en Facebook. Seguro que muchos disfrutarán de los millones de fotos hechas estos días por gente con buenas cámaras y mejor técnica que yo… De todos modos yo iré a “paladearlas” más de una vez antes de que “emigren”. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*