Semana de reflexión

Esta semanita apenas he escrito nada. Y no es que no tuviera ganas, pero andaba “disperso” en otros asuntos. Lo fundamental es que las clases me han ocupado la mayor parte del tiempo “útil” de mi cerebro, y cuando me pongo a algo me pongo…

He aprovechado esta sequía ante el teclado para leer -si no se lee mucho no se puede intentar escribir- y seguir absorbiendo información variada de todo tipo. Estoy al día de casi todo lo que está ocurriendo ahí afuera, riadas, revueltas en Túnez, el comunicado de los innombrables, la derogación del estado de alarma… y cada uno de esos temas es tan importante que merece muchísima reflexión antes de lanzarse a decir lo primero que te venga a la cabeza.

Hoy puede ser un gran día nos cantaba Serrat. Y estoy convencido de que es posible. Aún es más es nuestra obligación hacer que así sea. Yo comenzaré celebrando la vuelta a la civilización (desmilitarización) del Control Aéreo. Es quizás la buena noticia del día, aunque luego nos lo intentará vender de nuevo Rub Al Khabah como un triunfo de la democracia-militarizada. Pero ya me canso de verle la cara al vicepresidente. Casi estoy por decir que echo de menos a los otros “comparsas” de esta historia, el propio Presidente “cesante” que parece haya dejado todo en manos de su “bruto” particular (ojo a ver cuando le asesta la puñalada definitiva), y el otrora “creciente” ministro de Fomento, harto conocido por todos y que por haber mermado la espuma que creó casi ha desaparecido de los telediarios. Tan poca importancia le doy que ni lo nombro.

De los periódicos ¿qué decir?, el País calificando de motín unas ausencias laborales, el Mundo sacando historietas – casi a diario-  que son lacrimógenas y absurdas, la prensa local más provinciana que nunca, y la televisión… me he comprado una pequeñita, de oferta, para el dormitorio y eso me ayuda a dormir.

Demasiado intensa esta semana, demasiado nuevo y poco bueno, así que tras el reposo de tanta reflexión volvemos a batir las alas.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*