Sentencias

Una de las cuestiones más dificiles de entender para la mayoría de nosotros, es cómo funciona un tribunal. Así que como esa maldición que te dice: “Dios te dé pleitos y los ganes“, cada vez que un ciudadano acude con una demanda ante un juzgado, se mete en un mundo en el que probablemente acabe “hundido” sin saber siquiera cómo ha sido.

La ley de enjuiciamento Civil, ley 1/2000 de 7 de Enero, es casi materia indescifrable para los legos como yo. Los tribunales y las sentencias que dictan, se someten a un procedimiento en el que la verdad y la justicia aparecen para los profanos como unos principios  incompatibles. Pero no es cierto.

Los jueces tienen que interpretar la ley y aplicarla, y una vez dictada sentencia firme, pasa a ser parte del derecho y constituyendo y sentando las bases de lo que entendemos por jurisprudencia. Así que cuando el criterio entendido y aplicado está debidamente informado y fundamentado, produce efectos inmediatos desde su publicación y se convierte en causa juzgada, que servirá para definir posteriores actuaciones judiciales.

Así que el ganar o perder un juicio, conlleva una parte de carga social, cuando lo juzgado sirve de aplicación de la norma con posterioridad a una causa concreta. ¡Un auténtico lío!.

¿A qué viene todo este preámbulo?. Pues a tenor de la resolución judicial en la Audiencia Nacional en la que la ley aprobada en el Congreso de los Diputados, y ratificada por el Senado, que regula la prestación de servicios de tránsito Aéreo (Ley 9/2010, de 14 de Abril) y que dió caracter de Ley al Real Decreto-Ley 1/2010, de 5 de Febrero, que se tramitó con caracter de urgencia… no deja más opción que la de recurrirla ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Supongo que no os habeis atrevido a revisar cada una de estas leyes, decretos y sentencias de un tribunal, pero es muy recomendable tomarse un tiempo de reflexión antes de ver la implicación real de una ley y de un juicio contra ella.

En otro momento os presentaré el informe-opinión de las posibilidades de éxito ante este tipo de situaciones. Aunque está basado en un caso particular, es perfectamente extrapolable a cualquier trabajador, al que su sindicato “defiende” de una manera poco eficaz o incluso contraria al interés del mismo, ya que como vereis en el próximo capítulo, el plantear una demanda y recurrir una sentencia, puede implicar que no tengas ninguna posibilidad de que tu aspiración de justicia laboral  tenga frutos, porque el procedimiento judicial tiene sus reglas del juego, y si no las conoces te quedas peor que estabas, porque tú solito te has dejado atrapar por el propio proceso judicial.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Sentencias

  1. Pingback: Estrategias | QuintoPoder.es

  2. Una sentencia tambien puede ser erronea total o parcialmente, sobre todo cuando el juez o jueces en cuestion han cometido prevaricacion.

    prevaricación.
    (Del lat. praevaricat?o, -?nis).
    1. f. Der. Delito consistente en dictar a sabiendas una resolución injusta una autoridad, un juez o un funcionario.

    Y como puede llamarse a una sentencia que toma como base el decir:

    “los derechos fundamentales no son absolutos”
    (son relativos? relativos a que? a los intereses de un grupo?
    El derecho a la vida por ejemplo, es relativo tambien?)

    O emite juicios de valor como:

    “el colectivo de los controladores ha sometido a estado de excepcion a la empresa” Esto que quiere decir?.

    O decir que los acuerdos alcanzados por empresa y trabajadores se hicieron en fraude de ley? Esto quiere decir que empresa y sindicato son unos estafadores? y se culpa a los trabajadores, que son las victimas? no se les indemniza y los primeros Empresarios no se les pide responsabilidades y van a la carcel?.

    Esta sentencia no es ya una prevaricación es un insulto a la sociedad y a la clase trabajadora, un tribunal que dicta algo semejante debiera ser inmediatamente suspendido e investigado por los sistemas que tenga el procedimiento legal, fiscalia o quien sea.

    Yo por mi parte veo tan meridianamente claro el asunto que no solo pienso que la solucion a la corrupcion politico judicial es el cambio inmediato de gobierno y gran parte del poder judicial, voy mas alla y pienso que todo el sistema politico financiero europeo, no solo el español, ha de ser cambiado. Si eso significa el desmantelamiento absoluto del actual adelante, creo que hemos tocado fondo y nos estamos ahogando todos en el fango.

  3. Ricardo, para hacer una autopsia hacen falta dos elementos: Un cadáver y un buen forense. De momento tenemos una sociedad enferma (en estado grave) pero que todavía tiene alguna buena terapia que aplicarle, y muy buenos doctores dispuestos a extirpar, antes de que muera, determinados “tumpores” malignos. Así que una vez hecho el diagnóstico dejemos actuar a esos sanadores, dándoles todo el apoyo que necesitan. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*