Siluros depredadores de palomas

ScreenShot042

Los siluros, unos extraños peces “importados” desde Alemania, como los Mercedes o los Volkswagen, han encontrado en aguas del Ebro un magnífico habitat donde crecer y comerse todo lo que pillan entre sus horribles bocas.

Se dice que solían comer peces muertos y materia orgánica en descomposición en los limos de los embalses, pero desde hace un tiempo han encontrado un buen lugar con una dieta rica en proteínas y plumas. Las palomas que abundan en El Pilar.

Parece ser que con la construcción del Azud, se ha creado una zona de agua más remansada en la que han encontrado un buen sitio para cazar, así que independientemente de que constituyan una amenaza para el ecosistema fluvial del río, pueden servir de ayuda para controlar la población de palomas que parasitan la Plaza de las Catedrales llenando todo de cagadas y haciendo un gran daño a la piedra de los monumentos.

De cualquier manera si quereis saber algo de siluros y su pesca os dejo una página específica de ellos cuya realización corrió por cuenta de Victor ( de Helektron), y es que hay muchos aficionados a la pesca de estos auténticos seres antediluvianos.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “Siluros depredadores de palomas

  1. Lo que Dios nos da, el hombre lo cuestiona y lo que la Naturaleza nos ofrece los políticos lo destrozan.
    No era suficiente con la importación del siluro en aguas de Mequinenza, para que se creara un azud delante del Pilar y allí los siluros encontraran un hábitat perfecto para su reproducción.
    La pena es que el mejillón cebra no sea comida agradable para ellos, ya que también el azud es un medio en el que su propagación está garantizada.
    Saludos

  2. Razón tienes, amigo jubi. No sólo alteramos las especies introduciendo estos peces de aspecto monstruoso, sino que se hizo por “deporte”. Ahora han evolucionado y cualquiera sabe si no les saldrán patas y los veremos paseando por el Parque del Agua. En fin, si siguen navegando los barquitos igual acaban siendo la atracción turística de Zaragoza, del mismo modo que otros viajan hasta el hemisferio sur para ir a ver ballenas. Aquí lo hacemos todo a lo grande… 😉

  3. ¡¡Que cabroncetes los lugareños!! Seguro que les tiran pan a las palomas en la orilla para ver como uno de esos peces (que habría que hacer algo con ellos antes de que sea tarde) se las come. Según tengo entendido los siluros son un manjar en Rumanía… o se los exporta o se les come… puede que sepan bien.

  4. Anónimo, sí aquí nos entretenemos con cualquier cosilla…si no fuera por la crisis igual les echábamos pollos asados o Jamón D.O. Teruel. Pero lo hacemos al revés, cebamos a las palomas con pan duro y esperamos a que las cacen, consiguiendo un rato de diversión barata y ahorrándole al Ayuntamiento una pasta para controlar el exceso de población de “colúmbidos”.
    Como aquí andamos siempre en vanguardia de estudios medioambientales en plan artesano, creo que para acabar con los siluros importaremos alguna especie de cocodrilo, tal vez del Nilo, o caimán de los Everglades. Lo malo es que cuando acaben con ellos tendremos que importar vacas de Suiza para que no se extingan o Gacelas de Kenya. Y eso sí que saldrá por un pico… y no de paloma. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*