Subvenciones encubiertas

La “palmera” de Air Nostrum cuesta la mitad de los fondos para ayudas al sector turístico.

Así arranca un titular de la sección Aviación Digital que forma parte de Periodista Digital. Como si hubieran descubierto un trapo sucio ahora, y con la impronta de la primicia. Pues señores quiero decirles que llegan un poquito tarde a este tema, para mí ya “anticuado”, los más dirian que “obsoleto” y por qué no decirlo “superado”.

Como podeis ver en este artículo del confidencial 7D (en el que tilda de mentirosos al consejero delegado de Air Nostrum) y que enlacé en el mío sobre tarifas aéreas…ya hablaba de ello allá por el 4 de Mayo del 2007. Así que de primicia ¡Res de res!. De novedad ¡nada de nada! y de oportunidad !cero cartón!. Tal vez ahora se hayan dado cuenta de que se ha renovado el contrato que “subvenciona” encubiertamente a una compañía aérea de la Comunidat Valenciana. Pero desde que comenzó a lucir lo que ellos llaman “palmerita” la lluvia de millones hacia la citada compañía ha sido continuada.

Entonces como ahora todo queda amparado bajo el contrato publicitario (y legal), en contra de las directivas europeas sobre la financiación de compañías privadas o públicas en detrimento de la libre competencia. Y la prohibición expresa de conceder subvenciones a las conocidas “compañías de bandera” que se convirtieron como mucho en banderín de enganche.

Menos rasgarse las vestiduras a estas alturas, donde todo estaba clarísismo desde hace mucho tiempo, y si realmente es un “fraude de ley” ya saben los políticos lo que tienen que hacer. Aunque como parece que no lo saben tienen dos caminos: el primero y más eficaz es denunciar ante los tribunales competentes dichos “desafueros” por parte de los responsables políticos de realizar estos contratos ¿fraudulentos en su esencia? y aparenemente legales en su ejecución. Dichos tribunales cuentan con los medios para identificar delitos como la estafa, prevaricación, malversación de fondos públicos, etc. Bastaría con pedir la jurisprudencia disponible en una larga lista de ciudades como Marbella y muchas otras. El segundo camino es menos drástico y menos eficaz y consiste en pedir de forma oficial la comparecencia ante las cortes de la Comunitat de los responsables de dichos contratos, que expliquen cómo se adjudican, con qué criterios, por qué a unos sí y no a otros y en caso necesario establecer la famosa “comisión de investigación” para intentar, si no depurar responsabilidades, al menos, evitar que se sigan produciendo en el futuro adecuando las leyes a su aplicación más eficaz.

Pero me temo que ni lo uno ni lo otro será llevado a la práctica. Y si es así ¿para qué airean ahora algo sabido de siempre?. A mi ya me da un poco igual, pero me temo que sin esas intervenciones “Euro-pelas”, Air Nostrum no sería la última en plantear un ERE. Sus practicas laborales nunca se han caracterizado por velar por los intereses de sus trabajadores, así que si les quitan un dinerillo “extra-oficial” al final los que pagarán el pato serán unos pobres trabajadores (¿o esclavos?) que han ido a parar allí a dejarse la piel.

NOTA: La Palmerita de Air Nostrum no es tal, sino que se trata de una Alegoría de un FUEGO ARTIFICIAL -símbolo mundial de las fallas de Valencia- después de estallar tras la estela de subida, donde el color azul representa al Mare Nostrum donde se ubica la empresa, el amarillo es la luz del sol y el rojo la pasión latina. Así que no hablemos de palmeritas sin saber lo que decimos. Luego la gente se confunde…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Un pensamiento sobre “Subvenciones encubiertas

  1. Pingback: ¿Se acaba el chollo? | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*