Moscas cojoneras…

Siempre hablamos de los pesados, los que incordian con sus insistentes participaciones en cualquier conversación, los que machacan a cualquiera con sus impertinencias y sobre todo los que son capaces de poner nervioso a cualquier flemático inglés a base de Seguir leyendo