Teleafónica


(perdonad por la chapuza de imagen, pero el photoshop no lo manejo… Se admiten colaboraciones)

Sí, sí, no es un error de transcripción, está escrito como lo siento TELEAFONICA. Ahora os contaré.

Desde que se inventó el teléfono, cuya primera patente la obtuvo Graham Bell, hasta ahora habíamos considerado el aparato en cuestión como un medio de comunicación, y muy bueno por cierto. Sin embargo la compañía española teleafónica, ha descubierto la forma de hacer de él un aparato inutil, tanto en la versión fija como móvil. Y encima ahora se cambian el nombre por el de Movistar.

Habreis notado que ha bajado mi ritmo de publicación (hasta ahora casi diario) hasta el punto de que muchos días ni siquiera pongo una breve reseña. Quiero decir que salvo las fiestas y otras obligaciones domésticas o docentes, siempre he sacado tiempo para seguir engordando el blog.

Claro que luchar contra la teleafónica es cosa de titanes. Desde el día que me mudé a esta casa el teléfono fué un traslado casi imposible (decían que no había líneas suficientes a pesar de depender de nuestra Piruleta como central), la instalación de la línea en manos de una subcontrata me costó llamar al albañil para que encontrara el punto exacto donde el “técnico” había roto el cable dejando inutilizada la conducción por la que debía pasarlo. Acabamos cogiéndole casi hasta cariño, vino un montón de días a desayunar a casa (pero sin diamantes), hasta que descubrió que por un orificio entraba un cable mucho mejor desde arriba hacia abajo, enjabonando el empalme con la guía y ayudado por el “solicitante” del servicio, es decir un servidor. Pero tuvimos línea.

Luego contratamos el ADSL… y ahí se fraguó la tragedia. Unos días conseguíamos 1 Kb. otros hasta recibíamos llamadas al teléfono, pero ambos servicios simultáneamente era difícil que pasaran por el mismo cable. Parecía que entraran a codazos las llamadas con los archivos del correo. Vinieron -exagerando- unas mil veces, unos cambiaban “un par”, otros media docena de tríos, aquél nos ponía un filtro, el otro quitaba un PTR, el siguiente achacaba el problema al cableado interno, mientras que el definitivo advertía de que hasta que no hubiera fibra óptica poco más podían hacer. Con WI FI mejor no intentarlo, así que llevamos como diez años teniendo internet o no dependiendo del diagnóstico al que nos aferremos.

Ahora llevo ya algo más de un mes en que la conexión es más esquiva que el Guadiana. Y cómo me pongo cuando tras llevar escribiendo, navegando y documentando cualquiera de mis chorradas, durante un buen tiempo, justo en el momento en que le voy a pulsar la tecla de publicar, se cuelga el Router y exclamo: ¡CASPITA!. Y me pongo a exhortar a los espíritus benignos que intercedan en mi ayuda y no pierda todo. (San Word Press está al quite casi siempre, si no…).

Así que una vez más he hecho caso “por si acaso”, cambié el cable directo del PTR al PC. Cambié la roseta por una nueva, revisé los filtros y leí los posos… pero ¡que si quieres arroz!. Y ahora que ya conozco un par de nuevos técnicos de la compañía (por cierto jóvenes, atentos y bien preparados), que me dejaban hecho un pincel el Kilobyte, he decidido que me cambio de compañía.

Me temo que estaremos en las mismas dentro de nada, incluso muchísimo antes, ya que aquí siguen llegando las mismas líneas de siempre, incapaces de soportar la demanda. Pero estoy deseando que me corten la línea de una vez, que me manden un nuevo aparato y que sean capaces de mantenerme conectado más que los cinco minutos del último mes… Y por lo menos durante un año y medio voy a pagar la mitad. Espero poder seguir contando aquí  lo que voy a hacer con nuestros teléfonos móviles. Y si veis que no escribo, preguntais por mí en Movistar, seguro que saben donde me he ido, porque acaban de llamar para confirmar mi intención de huir.

Y estos son los 3 Mb que tengo contratados…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

7 pensamientos sobre “Teleafónica

  1. Hola.
    Ya me extrañaba que no escribieras tanto.
    Hace casi dos años dí de baja al telefono, porque llegaba la factura de más de 50€ y solo tenía 1€ de llamadas, lo demás era diponibilidad, etc…
    Que hay mucha crisis.
    Hay que buscarse la vida.
    Saludos.

  2. Pingback: MOVIESTAFAR | Alas de Plomo

  3. You just connect the USB cable into the drive, then
    backing up your” My documents” folder and Desktop. These online backup Services offer an
    awesome assortment of features. Everything is fluid,” an aide said. ConclusionPenny Backup has quite a few Online Backup programs in which you would like to warn you do not want backed up.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*