Telefónicas

Hace muchos años, José Luis López Vázquez vendía acciones de Telefónica. El anuncio publicitario se resumía en que llamaba a su mujer y le decía “Matilde he comprado telefónicas”. De ahí pasaron a concocerse popularmente como “LAS MATILDES”.

Han pasado varias décadas y ahora ni siquiera es ya TELEFONICA, sino Movistar. Pero sigue monopolizando la infraestructura de líneas, que arrienda a otros operadores, y todo lo que puede lo deja en manos ajenas, EXTERNALIZACION dicen. Así que llamar al 1004 es un paseo por medio mundo, generalmente acabas hablando con una persona al otro lado del Atlántico y cuya diferencia horaria es de cinco horas más o menos, depende del país al que te conecte el maldito número de Atención al cliente.

En mi barrio están cambiando el cableado de SUS líneas que eran más antiguas que La Chelito, así que sentí una renovada ilusión pensando que finalmente acabarían los problemas de conexión que tantos quebraderos de cabeza nos han dado durante 12 años que llevo viviendo en esta casa.

El operario me comentó que a partir de ahora habría posibilidad de conectarse a 50 Megas. ¡Pobre de mí! que me lo creí. Al cabo de dos días de meter cables, empiezo a notar que mi conexión cae drásticamente llegando en los mejores momentos a dar alrededor de 400 Kbps. en Download. Pero todavía mejor, me quedo sin línea fija de teléfono, el que más utilizo para no gastar un dinero en móvil que no me hace falta.

LLamo a Movistar, propietaria y causante de la desconexión, y me remiten al operador de ADSL al que me cambié por estar harto de Teleafónica. Insisto en que son ellos quienes han modificado la instalación de manera que deben conectar de nuevo una línea que estaba arrendada a otros. Así cuatro días, hasta que hoy he llegado al mínimo con 74 Kbps. También tras cuatro días de infructuosos intentos de hablar con mi proveedor de ADSL, ayer conseguí conectar, vía chat, con el servicio técnico, pero se colgó totalmente y se interrumpió la conversación. ¡Desastre!.

Ahora estoy esperando que me llame un operario para dar solución, a lo que además de molestias produce total sensación de indefensión y de rabia.

En fin, que otra vez más estoy haciendo resets de Router, comprobaciones del PTR, medidas de velocidad y al final sigo pendiente de alguien que tan sólo tiene que venir, empalmar la línea en el par correspondiente y dejar que los impulsos elécticos circulen libremente… ¿cuándo nos podremos librar de la tiranía de estas compañías?. Al paso que vamos nunca. 🙁

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*