The Giving Pledge (la promesa de dar)

(millonarios que participan actualmente del Giving Pledge)

Creo que es y va a ser la noticia del siglo: “Los multimillonarios donarán parte de su riqueza”.

A bote pronto no parece nada del otro mundo, ya que les sobra el dinero. Pero analizar la repercusión de su actitud demuestra hasta qué punto es importante esa declaración de intenciones.

Creo que el que más y el que menos alguna vez habrá pensado en lo que haría si le tocara una quiniela o la lotería con un premio millonario. Yo reconozco haberlo hecho y nunca he sabido realmente cómo reaccionaría ya que -dependiendo de la cantidad- lo primero sería garantizar una vida más cómoda para la familia. Pero luego empiezan las ambiciones de cosas “no necesarias”. Un chalecito o apartamento de playa, otro de montaña, buenos coches, viajes de ensueño, negocios lucrativos para incrementar más la riqueza, etc. y casi en último lugar ayudar a los allegados a resolver problemas económicos…

Al final te convences de que a todo eso nunca vas a llegar y pides permanecer como estás, ¡que ya es mucho!. Así que con ese pequeño ejercicio acabas siendo más consciente de que tienes casi todo (o TODO) lo que de verdad necesitas.

Cuando el año pasado os propuse compartir un décimo de lotería entre todos los blogs del mundo, descubrí que todos lo hicisteis con generosidad, ya que cuantos más participabais, a menos cantidad del “presunto” premio optabais. Pero queríais regalar y compartir la suerte. Fué una experiencia magnífica y muy gratificante a pesar del trabajo que me supuso gestionar tanta participación… (ya estoy elucubrando cómo hacerlo este año).  😉

Ahora estos millonarios de los de verdad, de los que tienen tanto que nada más pueden desear, han decidido compartir lo que han ganado donándolo para causas filantrópicas, de mecenazgo, de educación, benéficas… y ya veremos hasta donde llega su influencia en el bien general de la raza humana.

Cada uno tiene distintas motivaciones, aportará más o menos porcentaje de su patrimonio, e imagino que tendrá opción de elegir en qué se destina esa donación. Da lo mismo a donde vaya a parar ese dinero, porque siempre estará mejor circulando por la tierra que cogiendo polvo en una caja de seguridad de un banco. Además los bancos han demostrado de lo que son capaces con el dinero ajeno, hundiendo al mundo en la mayor crisis económica hasta ahora jamás conocida, y olvidando que los que lo necesitan de verdad no tienen acceso a ese dinero porque ellos se (nos) lo niegan.

Hay algo muy profundo en este grupo de magnates, algo que demuestra que tenemos una opción de mejorar el futuro en bien de todos. Yo me quedo con la actitud de todos ellos, con su intención de colaborar en establecer nuevas formas de comportamiento económico y social.

Al final demuestran que el dinero en manos de unos pocos no les genera mayor felicidad, sino que no sirve para otra cosa que para generar más dinero. Si ahora generan ilusión, posibilidades de desarrollo cultural, invierten en investigación, obras benéficas, mejores condiciones de vida a los más necesitados, etc. han demostrado a todos que sólo compartiendo lo poco o mucho que tenemos seremos realmente útiles a la sociedad de la que nos beneficiamos.

Ojalá cunda el ejemplo y poquito a poco nos vayamos rascando el bolsillo de uno en uno, poquito a poco e invirtamos también en todas estas causas que son el mayor reto que tiene el nuevo modelo de sociedad que hay que empezar a construir. Quizás hayan descubierto el Nuevo Mundo. El tiempo lo dirá si les dejan hacer lo que pretenden. ¡Gracias, millonarios!

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “The Giving Pledge (la promesa de dar)

  1. En EE UU (y en los países nórdicos también) es frecuente la figura del filantropo: persona que dona parte de su patrimonio para diversas causas. culturales, caritativas (no me gusta nada esta palabra), ciencia, etc. la idea es que ellos han echo su fortuna y se consideran personas privilegiadas y “donan” parte a la sociedad.

    En España no existe esa figura. Aquí si se da algo es que se espera recibir más 8léase los empresarios de la construcción).

    Los filántropos son gente comprometida con la sociedad y le agradecen y reconocen que parte de lo que tienen se lo deben a ella. Nosotros no damos nada. Solemos decir (si me toca la loteria, repartiría……9, pero en realidad es que si nos toca no invitamos ni a una cerveza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*