Tierra dura

screenshot019

Aragón es tierra dura, tierra solitaria y de gente austera. Salvo la zona del valle que da nombre a la península, donde el Ebro domina a las tierras, el resto es erial y páramo, soledad y piedras.

Aragón es también contraste y sudor, roca y esfuerzo. Tiene de todo menos agua, a pesar del Ebro. Y sobre todo tiene valor. Porque valor hay que echarle para cultivar en secano y esperar a que llueva… ¡la virgen de la cueva!.

Ayer os mostré agua, hoy os muestro tierra, seca y dura, nuestra tierra, llena de nostalgias del pasado, testigo de mil sucesos y no todos nobles. Tierra parada en el tiempo y en espera de que llueva y llegue vida más allá del barro seco con el que hacen los adobes, sus gentes sobrias.

El Bajo Aragón te lleva al Maestrazgo de Teruel.  Soledad y esperanza. Tambores de Semana Santa aparte, poco turismo, poca vida nueva y sin embargo resiste como las piedras erosionadas al viento y alguna gota perdida que suele caer “de golpe” en tormentas improductivas y arrasadoras de su piel reseca.

Mucho Aragón por conocer y querer, entenderlo es mucho más difícil. Pero, porque es mi tierra, porque son sus gentes nobles quienes perviven a pesar de su hostilidad, quería que vieseis algunas cosas de lo que con un poco de tranquilidad se puede disfrutar en seco.

Aragón es esto y mucho más ¡bébetelo a pequeños sorbos!…

Un viaje relámpago  que pasó por Belchite, Lécera, Andorra y Alcorisa para acabar en Cuevas de Cañart…y el Hotel Don Iñigo de Aragón.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “Tierra dura

  1. Pingback: Aragón Ignoto | Zaragózame!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*