Toldamen

Cuando aprieta el calor hay que buscar siempre la sombra. Pero a la hora del mediodía, cuando el sol cae más perpendicularmente sobre nosotros, apenas hay un lugar donde resguardarse del “Lorenzo”.

En la Expo se pensó en ello desde un primer momento, por lo que se instaló un magnífico toldo que cubriese todo el paseo central entre los pabellones y en diferentes zonas y edificios se vierten nubes de agua micropulverizada .

El toldo no sólo cumple una función práctica, sino que además constituye una atracción adicional durante el recorrido. Si tienes un poco de paciencia, mientras haces fila para entrar en un pabellón, puedes descifrar bastantes palabras entre los renglones torcidos sobre el lienzo gigante.

Los toldos han sido de siempre uno de los recursos más utilizados en todo el mundo para protegerse de los rayos solares cuando no hay manera de evitar estar en la calle. De ahí que la variedad y desarrollo de este tipo de Parasoles haya hecho posible la creación y desarrollo de todo tipo de artilugios destinados a crear sombra de manera artificial. Sombrillas , pérgolas, quitasoles, persianas, sombreros, viseras, gorros de papel y un larguísimo etcétera de utensilios de todo tipo y material.

En la Expo a pesar de este monumental toldo se han quedado cortos y ya están preparando nuevos recursos para evitar insolaciones a los visitantes. Espero que pronto estén a nuestra disposición y aquí estaré para dejar constancia de ello. Mientras tanto nunca está de más llevarse crema protectora de factor de protección total. Zaragoza goza de un clima continental extremado, así que el verano aquí nos permite llegar a los 40ºC sin necesidad de hacer ningún esfuerzo.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*