Trasvases

En Aragón tenemos una conciencia social antitrasvasista, producto de la manipulación y el uso político de un bien ¿escaso? como es el agua. Vemos el cauce del Ebro como un manantial de riqueza que estamos dejando correr sin que nos sirva de nada de cara a nuestras aspiraciones de regadío o industrialización en la cuenca próxima y “propia”.

Esta sensación de defender lo “nuestro”, de hacer de perros del hortelano, es lo que nos ha llevado a ser intransigentes con una concesión de derechos a otros que aducen la misma o más necesidad de agua que la nuestra. Pero ni ellos ni nosotros somos “dueños” de nada más que de nuestros actos.

Otras cuencas, otros ríos, otros pueblos, han sido y son víctimas de unos trasvases injustificables desde cualquier punto de vista. Ni han solucionado los pretendidos problemas que se planteaban (bien al contrario los han agravado), ni han servido de lección a nadie. Seguimos enrocados en pedir agua, en no dejar que fluya libremente y amarrarla entre pantanos cuya única razón de ser es el enriquecimiento de unos pocos y el empobrecimiento ecológico de las zonas en las que recalan.

Estamos ya en precampaña electoral y se vuelve a hablar de agua y de trasvases, cuando en realidad se trata de humedecer los votos con las lágrimas sensibleras de unos y otros. No quiero hablar de partidos (divididos) políticos, ni de intención honesta de defender una postura hidrológica u otra. Allá cada cual con su papeleta. Pero si cualquiera de vosotros creíais estar bien informados de ello, y habíais tomado una decisión basada en dicho conocimiento, os remito a lo que sabiamente disecciona Javier Martinez Gil en esta charla en la universidad. LOS_TRASVASES

A lo mejor, o a lo peor, nos damos cuenta de que tiene razón y que estamos siendo manipulados y tratan de llevarse el gato al agua sólo para ahogarlo después…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*