Un catalán en Nueva York

screenshot044

¿Habeis leído el chiste que pone Emilio Unjubilado sobre el catalán y el judío?.

Le dedico este otro para que se lo reenvíe a su anónimo amigo catalán. Por mi parte se lo dedico a todos los catalanes con todo cariño y con la sana envidia de ser tan laboriosos como eficaces en su forma de trabajar.

Va un catalán a New York por motivos de negocios y paseando por la quinta avenida encuentra un restaurante típico catalán. Decide entrar y comerse un plato de mongetes amb butifarra con un magnífico vino del Priorat, como anuncian en la carta.

Para su sorpresa le atiende muy amablemente un chinito que además de servicial hablaba un magnífico catalán. Gratamente sorprendido pregunta por el dueño del local para felicitarle por la comida y por el buen servicio.

Y le dice al propietario:

– Me ha encantado todo, estaba perfecto, como en casa de mi àvia (abuela). Pero me choca mucho que el camarero chino hable tan bien el catalá, oyes.

– pssschhh!, ¡no lo digas tan alto! que el chino lleva aquí dos años y se cree que le estoy enseñando Inglés…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Un catalán en Nueva York

  1. Jajaja, muy bueno, pero no se lo reenviaré por correo, bajaré a su casa a que lo lea el mismo, ya que precisamente ayer me llamó para una consulta sobre el “famoso” correo hi5.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*