Un hurricane también peligroso

(ver autor)

Después de haber hablado de los huracanes me he acordado que existió otro huracán también muy peligroso, aunque no era de caracter natural, sino un avión al que se le conoció por su nombre inglés de Hurricane.

Dicho hurricane fué el primer caza monoplano británico y el antecesor del mucho más famoso Spitfire con los que lucharon las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. Tampoco hay que perder de vista a los Messerschmitt o los Stukas alemanes o a los Zero japoneses.

Los museos aeronaúticos de todo el mundo conservan unidades de todos estos aparatos que resultaron definitivos en el combate aéreo ya que el salto tecnológico que se produjo a lo largo de la contienda fué de tal magnitud que se pasó de los aviones de madera y forrados en tela, a los cazabombarderos gigantes, pasando por toda una serie de aviones de caza y reconocimiento mucho más rápidos y ligeros. Para casi al final ya de la maldita guerra ya se habían desarrollado las V1 y V2 (alemanas), que fueron el origen de los cohetes balísticos y que asolaron Inglaterra, y además permitieron el desarrolo de los cohetes que posteriormente llegaron al espacio y por supuesto el guiado giroscópico de dichas bombas auto propulsadas.

El colmo del desarrollo tecnológico de guerra fué la creación y lanzamiento de las primeras bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki cuyo aniversario se celebró recientemente.

Así que parte de la culpa de todo esto fué la creación de un pequeño avión llamado huracán en inglés. Para los que quieran ver alguno de aquellos aviones de guerra o civiles podeis hacerlo desde casa visitando este par de museos on line.

Museo del Aire de Madrid o buscar la relación de museos del mundo que ofrecen en el de la Fundación Infante de Orleans.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Un hurricane también peligroso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*