Una de cal y otra de arena

Así querría definir lo que siento al escribir sobre los actos que he intentado disfrutar de la celebración del día de las Fuerzas Armadas en Zaragoza.

LA CAL resultó ser el Emotivo y emocionante homenaje a los Héroes de los Sitios de Zaragoza que hicieron anoche en las plazas y calles que en su día fueron el “teatro” de operaciones de defensa de la misma. Los lugares en los que se celebraron algunos de los momentos más significativos durante los asedios, tuvieron ayer su recuerdo en forma de música dedicada a ellos. Plaza de San Miguel, Plaza de los sitios, Paseo de La Independencia y Plaza de España. Aquí teneis unas pocas fotos tomadas en la Plaza de los Sitios.

Nota: Los enlaces a Plaza de España y la de los Sitios son visitas virtuales que facilita la página del Ayuntamiento y que resultan magníficas para conocer el entorno desde cualquier punto de vista donde coloques el cursor.

En cada uno de ellos se hizo patente el orgullo de los zaragozanos y foráneos que llenaban completamente los aledaños de los puntos concretados. Las bandas hicieron su “discurso de música” y los espectadores correspondieron en todo momento demostrado su gratitud en forma de ovaciones totalmente espontáneas al paso de los componentes de cada formación que desfiló después desde las plazas. Quiero destacar el aplauso de cariño con el que se saludaba el paso de los Jovencísimos componentes de las unidades de la Guardia Civil. Cada uno imagino que lo interpretara como quiera pero puedo decir, sin miedo a equivocarme demasiado, que lo que se aplaudió no fué su música ni su paso sincrónico al desfilar, sino que se les devolvía el homenaje a sus propios héroes muertos como sabeis en atentados perpetrados por los innombrables. La gente de bien no tiene necesidad de elaborar grandes discursos para manifestar lo que siente y con un solo gesto, repetido por miles de personas, se comprende en su totalidad todo un sentimiento compartido.

El acto principal se desarrolló mediante un desfile de todas las bandas que habían participado acompañados de un número mayor de miembros en formación a cuyo paso recibieron el mismo homenaje por parte de los miles de zaragozanos que acudieron a presenciarlo.

Abrió el desfile la Legión para evitar atropellar con su paso rápido a cualquier formación más lenta, después fueron pasando representantes de la Academia General Militar, otros del Tercio de regulares, La Marina, El Ejército del Aire, La Guardia Civil, La Banda de la Diputación Provincial de Zaragoza e incluso un Grupo de joteros para homenajear a los muertos con jotas de estilo como la cococidísima la Virgen del Pilar dice…Tras ello cada una de las bandas se fué colocando alrededor del monumento a los caídos que se encuentra en el centro de la Plaza de España para volver a tocar todos juntos el que ya anuncié. El Sitio de Zaragoza.

No puedo decir mucho más que se me puso la piel de gallina ¡una vez más!. Tal vez la que más, después de haberla oido infinidad de veces. Pero la de ayer fué especial. A parte de lo que representa escucharla con cientos de instrumentos totalmente acompasados, que interpretaron la partitura con mucha maestría y sentimiento, lo que se sintió fué un orgullo interno e intenso por nuestros antepasados, de su sacrificio para hacer de Zaragoza bastión de la resistencia, de su entrega ante las circunstancias tan adversas y de lo que Zaragoza ya dijo en boca del General Palafox : “Zaragoza no se rinde”. Pero ayer Zaragoza se rindió. Y se rindió, no ante el enemigo, sino ante sus propias Fuerzas Amadas (no es error tipográfico) a las que les demostramos que son queridas y respetadas por una gran mayoría de paisanos (civiles).

Los bombos hicieron que sintiéramos los cañonazos sin pólvora, las cornetas dieron las órdenes de avanzar a la carga y así lo hicimos, en completo silencio y luchando codo con codo con quienes nos precedieron hace doscientos años. Y con un profundo sentimiento de alegría al constatar que, gracias a gente como aquéllos zaragozanos humildes y pacíficos de la Independencia, hemos continuado existiendo como ciudad independiente y libre al margen de los acontecimientos históricos que nos ha ido tocando vivir.

Tras las palabras del Jefe del Estado Mayor de la Defensa y del Alcalde de Zaragoza se procedió a colocar tres coronas a los pies del monumento portadas por ellos dos y , la tercera por el Presidente de las Cortes Aragonesas. El acto finalizó con una Salva de Honor por los caídos.

LA ARENA ha sido la Jornada de puertas abiertas de la Base Aérea de Zaragoza. Empezó el dia lluvioso y lloviendo así que he pensado que sólo los más aficionados a los aviones tendríamos ganas de acudir allí con la probabilidad de no poder ver nada de las exhibiciones previstas. Sin embargo las puertas debían estar entornadas o atrancadas; o es que el ama de llaves se había quedado dormida.

La cuestión es que he acudido junto a mi hermano por el acceso más conocido por la población civil, desde el aeropuerto . Allí nos han informado de que la entrada era por el acceso que hay desde la autovía de Madrid (N II) así que vuelta hacia atrás para incorporarnos a la caravana que ya se había organizado por el acceso desde Plaza y que no avanzaba ni un metro durante los casi 25 minutos que nos ha dejado la poca paciencia que tenemos los dos hermanos en las multitudes. (Primer gran error no haber advertido de no ir por dicho acceso, ni haber puesto siquiera alguna señal informativa).

Nos hemos salido de la fila y vuelta hacia otro destino, así que nos hemos ido a ver coches en Plaza Imperial, cafetito, y al cabo de una hora hemos vuelto a hacer otro intento de acudir a la base. A esas horas pensábamos que ya habrían entrado todos. ¡JA , JA! no sólo parecía que no había entrado ninguno, sino que habían ido llegando miles de vehículos más que colapsaban todas las rutas que llevan a la base. Tanto la Autovía, como el Aeropuerto, como por PlaZa estaban colapsados. Así que en vez de aviones hoy lo único que he tenido oportunidad de ver ha sido coches parados, en las exposiciones y en las caravanas que se han formado. Una pena. Y una duda, como en la Expo no lo tengan mejor organizado que hoy, más nos vale ir preparando una gigantesca Pira donde incinerar todos los coches de la ciudad, ya que van a resultar más molestos que útiles para desplazarse al recinto ferial.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “Una de cal y otra de arena

  1. Y yo mientras tanto, tratando de controlar las goteras de la buhardilla, ya que desde que nos arreglaron los tejados, tengo un par de ellas.
    A la constructora que hizo la reforma se le han demandado 40 millones de las antiguas pesetas y todos los recursos han sido ganados por la urbanización.
    Espero que me lo arreglen, aunque parte de las maderas del techo las tengo podridas.

  2. Yo si tuve la ocasión de ir a la Base Aérea, pese a estar hora y pico momiéndonos centímetro a centímetro. No te perdiste gran cosa: un chaparrón y un catarro. Las exhibiciones quedaron reducidas, y muchas se suspendieron. La Patrulla Águila dibujó la Bandera Española en el cielo, pero su demostración quedó muy reducida.

  3. Jubi, tu y yo somos magníficos bricolajeros o chapuzas, así que para ese trabajo que os han hecho en el tejado no hacían falta “profesionales cualificados”. Con unos plasticos y trozos de uralita vieja o con unas latas de galletas hubieramos conseguido el mismo resultado “reciclando” basura. Que les pregunten a algunos de Cañada Real. Si necesitas un par de brazos con una sierra y formón, unas lijas y puntas con martillo, y cuatro tirafondos con su destornillador; aquí me tienes dispuesto a disfrutar con una nueva aventura a pegar martillazos a go-gó.
    Pablo: no veas la rabia que me dió lo mal organizado que estuvo el acceso. Pero sabía que apenas se podría ver algo de lo que hubiera expuesto en los hangares. Desde Garrapinillos pude ver que pasó un helicóptero y un par de veces un Hércules justo rascando la base de las nubes. Oí también pasar un par de cazas y nada más. Así que espero poder verlos en cualquier otro momento. Lo del catarro es una lástima, pero los jóvenes os recuperais rápidamente de esos achaques.

  4. Pingback: Cal y Arena | Zaragozame.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*