Uso de teléfono móvil a bordo

screenshot003.jpg

La mayoría de pasajeros de un avión ya se han habituado al “sermón” de no utilizar aparatos electrónicos a bordo de un avión. Tal vez a unos les parezca un “capricho” de las compañías o de los pilotos. ¡No es así!. Es mucho más importante de lo que pueda parecer.

Cuando empezaron a proliferar los “juguetitos” electrónicos, su uso indiscriminado en los aviones empezó a producir efectos perniciosos en determinados sistemas del propio avión. Como en aquellos momentos no se sabía la causa de los “fallos” que ocurrían, se tardó un tiempo en determinar que esas anomalías eran producidas por aparatos ajenos a los equipos de a bordo.

Lo cierto es que todos los operadores del mundo empezaron a notar “alert-reports” en exceso sobre equipos que, una vez verificados, funcionaban perfectamente. Cuando se demostró fehacientemente que el origen estaba en el uso inadecuado de aparatos electrónicos se comenzó a hacer hincapié en el control de uso de los mismos.

En general no está prohibido utilizarlos durante todo el vuelo (los móviles si). Sólamente durante los despegues y aterrizajes hay que abstenerse de utilizarlos sea cual sea el aparato. Parece un tanto exagerado pero os garantizo que no lo es. Durante dichas fases del vuelo, tanto las salidas como las llegadas, se rigen por procedimientos de vuelo instrumental (SID´S: Standard Instruments Departures y STAR´S: Standard Arrivals). Independientemente de que el día esté despejado y la visibilidad sea perfecta, por razones de control en áreas terminales, hay que cumplir con estos requerimientos.

Podeis comprender que dependemos exclusivamente de nuestros instrumentos para poder realizar dichos procedimientos. Una indicación equivocada de altitud, rumbo o una interferencia en la radio, conlleva graves riesgos para la seguridad aérea.

En general se puede pedir permiso a la tripulación para utilizarlos y el comandante da su “visto bueno” dependiendo de la situación. La única razón de ello es para tener constancia de que hay algo que podría ocasionar indicaciones anormales o fallos de sistemas electrónicos y poder actuar adecuadamente. Con muchísima probabilidad apagando dicho aparato se habría solucionado el problema.

A mí se me ha dado el caso de autorizar el uso de un ordenador portátil inmediatamente después de un despegue para algo tan importante como “ver una peli porno”. Cada uno intenta relajarse como puede. ¿Qué os parece?. A mí me da igual pero hay que ser un poco consecuentes con la necesidad real de utilizar uno de estos equipos.

El listado de “engendros” es, hoy por hoy, casi infinito: móviles, Pc´s, reproductores DVD, walkman´s, MP 3 , PDA´S, etc. etc. Así que os recomiendo hacer un uso responsable de cualquiera de ellos y, eso sí, siempre informar a la Azafata de vuestro deseo.

Os cuento un hecho real que me sucedió en la aproximación al aeropuerto de Pamplona (Noaín).

La aproximación a dicho aeropuerto es muy “exigente” puesto que se encuentra rodeado de montes por todos los lados. Hay que respetar escrupulosamente las altitudes y las trayectorias prefijadas porque en ciertos momentos la separación con las elevaciones son muy ajustadas. Da igual, lo cierto es que se pasa por la vertical de la ciudad justo cuando se ha “enfilado” la pista para el aterrizaje. El día de autos era un día de los “habituales” en invierno en Pamplona (Iruña), nubes con fuerte precipitación, ligera turbulencia, nubes  bajas “a ras de suelo” como si fuese niebla, viento intenso, etc. O sea nada que no se supere haciendo bien la maniobra instrumental. Pero…. Justo instantes antes de llegar a nuestra altitud de mínimos ( ahí decides si aterrizar o frustrar la maniobra), nos quedamos sin indicación de los instrumentos de navegación para la aproximación. Fueron dos o tres segundos nada más, ya que inmediatamente funcionaron los sistemas secundarios, pero en esos momentos no tienes más que una posibilidad : Frustar e irte al aire sin posibilidad de navegar de forma instrumental. ¡Una gracia!.

Recuperados los instrumentos y nosotros del susto, aterrizamos sin mayores problemas.

Estoy totalmente seguro de que la causa del incidente fué más o menos la siguiente:

– pasajero:  Ring, ring: ¡hola cariño, ya estamos llegando.Veo el resplandor de la ciudad debajo del avión!. Ya puedes venir a buscarme. Si yo también te quiero, Un besito. Chao.

Excuso deciros que al llegar al aparcamiento de la terminal mantuve “encerrado” al pasaje dentro del avión hasta que les conté pormenorizadamente lo que había ocurrido y les  expliqué que la seguridad ya no depende sólamente de los pilotos, ahora también depende de la “RESPONSABILIDAD” del pasaje.

¡Felices vuelos sin electrónica!.

8 pensamientos sobre “Uso de teléfono móvil a bordo

  1. Parece que no tienes ni idea de lo que es espectro electromagnético. Las ondas están ahí, aunque no las veas. En un avión estamos recibiendo continuamente ondas de llamadas que se hacen y reciben alrededor y no pasa nada.

    Mi opinión es que esto se hace para que no se alborote la cabina.

  2. Amigo mio, no dudo en absoluto que al llegar a mínimos tuvieras fallo de ILS o De cualquier Beacon, lo que si dudo seriamente es que fuese causado por la llamada del RIN RING cariño…
    1º Todos los sistemas de navegación están, como ya sabrás,INMUNIZADOS,superando unas pruebas más que exigentes a tales efectos.
    2º La cobertura de un terminal movil disminuye exponencialmente con la altura…a que Altitud tienes la DH? generalmente a 1000 pies QFE ya no hay cobertura.

    Un saludo y se valora la experiencia de todas formas.

  3. Marco, soy medio analfabeto y me paso el día leyendo el Marca… pero, en mi opinión de experto bocazas, el cancer se cura con Homeopatía
    …..
    ¿A que quedo como un gilipoyas con esta afirmación? Igualito que tú con la tuya.

  4. Os rogaría a todos que no descalifiqueis a nadie por opinar de una forma y otra. Contaba una anécdota real y no fué de anteayer, sino en el año 2000 aprox.
    Y digan lo que digan unos u otros también comprobé en vuelo cómo con un teléfono móvil, al que le estábamos haciendo pruebas en el cockpit, conseguía desconectar el piloto automático en crucero.
    Los primeros años de expansión de estos aparatos quedaron reflejados en multitud de incidentes y de informes de irregularidades en las indicaciones durante el despegue o el aterrizaje.
    Bastaría con que las compañías hicieran públicos todos ellos para que el usuario tuviera ocasión de ver lo que hay en juego, SEGURIDAD.
    Saludos a todos y de verdad que se ha avanzado mucho en la protección de los equipos. Pero en materia de SAFETY no se debe jugar con las probabilidades, por muy remotas que sean.

  5. Carlos, darte la razón absoluta en cuanto a tema de seguridad en vuelo, todo es poco, que no veas como se las trae el amigo Murphy.
    En cualquier caso, y desde mi humilde punto de vista, me sigue costando mucho creer que dichas incidencias se produjesen por emisiones de radiofrecuencia en terminales móviles.

    Te haré una confesión, se está trabajando e investigando en profundidad(el proyecto esta muy maduro) en Airbus para instalar redes WIFI de conexión de datos para que el pasaje tenga acceso a red 3G dentro de cabina.

    hasta la fecha,y exceptuando anomalías puntuales, no se está teniendo problema alguno.

    Es más, un caso muy curioso y que puedo contar desde la experiencia, en una transformación en un CN235(antigua EADS CASA y nueva AIRBUS MILITARY) un cliente solicitó la instalación de un microndas en cabina!! te aseguro que hubo problemas de todas las clases y envergaduras, pero se pudo instalar y certificar.

    Yo tiendo a creer que esos fallos que comentais suceden por fallos en el sistema del equipo, i.e si falla los ADIRS y te quedas a ciegas, siempre e queda el ISIS, pero una perturbación electromagnetica como la de un móvil, turbaria el buen funcionamiento de todos los equipos de transmisión pasiva, y no discriminaría entre primarios o emergencia.
    Es mi humilde y personal opinión.
    Un saludo

  6. Amigo Toberas. Soy un apasionado de la emplantación de nuevas tecnologías en la sociedad, de la investigación y de utilizar al máximo las innovaciones que surgen día a día. El artículo que publiqué fué la constatación REAL de hechos que ví o que provoqué.
    Me molesta más el insulto gratuito, la hipóteis sin argumentos, que la crítica razonada. NUNCA DIRE que no se pueda y se deba mejorar, y que los “fallos” antiguos permanezcan siempre.
    Pero siempre hay un antes y un después, una investigación posterior al suceso, y un esto no me lo esperaba…
    Tengo una formación técnica-científica-humanista que me hace dudar de lo que puedo saber: “COGITO ERGO SUM”, pero pretendo aprender.
    Hablar por hablar, y decir lo que se te ocurre no es más que “fantasía”. Razonar, explicar, informar, investigar, descartar, confirmar, y aportar lo que se sabe es más que “ELUCUBRAR”.
    Gracias por tu explicación. 😉

  7. Carlos, te diré que llevo desde los 15 años en el mundo de la aviación y me siento afortunado por ello.
    Si algo es aprendido es que gracias a la duda y a la experiencia, surgen inquitudes que de su resolución técnica,logramos avances significativos, y quien duda que a aeronáutica es símil de avance continuo y casi vertiginoso.

    Cuando pongo en duda tu caso, me explico mal, no lo pongo en duda en absoluto, sino que tiendo a creer que las razones que lo provocan son otras, obviamente,ni yo estaba allí ni el en año 2000 mis conocimientos técnicos aeronáuticos eran mu avanzados,(trabajaba en la aviación ligera).

    Disculpa si te ofendí o te contradije,ya que no era mi intención. solo compartir , al igual que tu, las experiencias y mis conocimientos técnicos que me llevan a creer que, al menos en la actualidad, la perturbación de un terminal móvil no interfiere significativamente en la operación de una aeronave.

    También concederte cierta ventaja en lo siguiente: según estudios, una tormenta eléctrica o una descarga cerca de la aeronave no deberia de influir tampoco en los sistemas de navegación… y sin embargo he tenido casos en que el RMI se ha puesto a dar vueltas sin sentido alguno y el ADF bailaba más que un trompo.

    Un saludo y se agradece ver que existe gente que dialoga y argumenta.
    Un saludo.

  8. Toberas, también yo comencé a volar con 16 años, claro que sólo era un velero. Y a partir de ahí comenzó la aventura de hacerse profesional de aviación.
    No renuncio nunca a aprender, ni me molesta que me saquen de mis errores o dudas, muy al contrario lo agradezco.
    Me encanta la tecnología aplicada a la vida diaria, los avances científicos y/o técnicos, pero en los últimos años me inclino más a la parte HUMANA.
    Ello me deja entrever quien merece una respuesta y cómo hacerlo de manera que nadie se sienta perjudicado.
    En tu caso creo que acerté plenamente al replicarte y me alegro de ello. No hacían falta las disculpas porque no ofendiste ni lo pretendiste.
    La ciencia y la técnica tienen algo más de misterio que lo que se extrae de un teorema, de una solución o de un algoritmo. El vuelo es un mundo aislado, donde la máquina sirve a la persona, y ésta se sirve de ella. Pero meigas haylas y sólo cuando se manifiestan, sin saber por qué, hay que encontrar la causa.
    Un abrazo toberas, y Feliz Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*