Vamos a ver a los yayos

Debo decir que ése va a ser uno de los méritos de la nueva Ley Antitabaco, ya que en los Geriátricos y residencias de ancianos se podrá fumar, aún siendo un espacio cerrado y público (que consideran privado). Y lo argumentan de esta manera… También en las cárceles y, por supuesto, en los psiquiátricos o frenopáticos. Así que al menos no dejaremos abandonados a nuestros mayores, nuestros reclusos o nuestros queridos locos.

Evidentemente una ley tan impopular, en un país que hace del turismo y del tapeo una forma de vida (casi un negocio rentable), y donde ” ir de bares” es el deporte nacional y el foro de mejores debates de la vida cotidiana, no podía ser bienvenida una ley de este tipo. Aquí se dicta sentencia, se dan clases magistrales, se discute, se celebra y se ve el fútbol en compañía de “gente” y un vasito de vino o cerveza, mientras se encienden cientos de cigarrillos para pasar “los malos tragos” en los bares y restaurantes.

Se preocupan nuestros políticos de nuestra salud, porque somos unos insensatos que nos estamos autodestruyendo cada vez que damos chispa al mechero. ¡Gracias por vuestros desvelos!.

Lo que no me queda demasiado claro es el porqué de tanta insistencia y de la forma de hacer “MADE IN SPAIN”. Cuando viajaba más, pasaba muchos días en países en los que ya se aplicaba la misma ley antitabaco, pero sin aplicarle paños ni emplastos. ¡Prohibido fumar! y ya está. Así que nadie tuvo que decidir si habilitar zonas, gastarse una pasta para adecuar su negocio a una norma elástica, ni por supuesto a nadie se le ocurría transgredir la ley fumando a hurtadillas en cualquier rincón de su lugar de trabajo…

Aquí lo hemos hecho primero para probar y luego… ¡a saco!. No seré yo quien (fumando como un carretero) me oponga a esta ley, ¡faltaría más!. Y eso que debo ser la única persona en el mundo a quien no le perjudica el tabaco… hasta que no lo enciendo. A partir de ahí ya sé lo que ocurre.

Me creo de verdad que el tabaco mata, que perjudica seriamente la salud, que afecta a los que nos rodean y que produce impotencia. Y además de costarnos un pastón en impuestos, llena los hospitales de enfermos con enfisema, cáncer de pulmón, de colon, de recto, de mama, y de todos los males que surgieron de la caja de Pandora. Así que toda la recaudación en impuestos se gasta con creces en atención médica y hospitalaria para estos seres despreciables que somos los fumadores.

Como dejar de fumar es siempre algo que se postpone para el día 1 de Enero de todos los años, la ley entrará en vigor el día 2 de Enero del 2011. ¡Lo tienen todo pensado!. Así es que me pregunto: ¿por qué teniendo las ideas tan claras, que hasta eligen la fecha óptima, van a permitir fumar en los centros que citaba antes?…

Supongo que no será por casualidad y que por tanto tiene que haber razones de peso para permitir fumar en ellos. Pero no sé… la verdad es que me mosquea que sea para que de una vez por todas nos animemos a ir a visitar a los abuelos en las residencias, o evitarles el “mono” del tabaco a unos presos comunes que están cumpliendo una pena de prisión.

No quiero creer que lo hagan para que estos colectivos fumen todo lo que quieran para que contraigan cuanto antes una terrible enfermedad que los lleve al otro barrio. De ser así sería un genocidio contra los ancianos, esa carga social que no saben como quitarse de enmedio, y que no hacen más que detraer dinero de las arcas públicas para pagarles una pensión, los presidiarios comunes que van a parar a la cárcel por delitos de mayor o menor gravedad, pero además de tener saturadas las cárceles por culpa de la crisis, cuando salgan se van a encontrar en peores condiciones de las que tenían antes de entrar y muy probablemente tendrán que volver a delinquir ya que la  “cacareada” reinserción social es poco menos que una utopía. Con los dementes casi mejor no meterse, ya que pueblan nuestras calles a milllares, y los pocos que están “cuidados” en un centro especializado bastante tienen con lo suyo.

Esta ley para mi olfato apesta. Me huele a algo más que a humo y no precisamente de tabaco. Si lo que quieren de verdad es “gasear” a estos grupos sociales para exterminarlos, es mejor que revisen la historia reciente, y que vean que está todo inventado. La barbarie humana no tiene límites y por eso al menos si se es un genocida, un Mengele, o un depurador de la especie humana que lo hagan con la imposición del tirano y que digan ¡Por mis… paisanos!. (Pinchad aquí por favor y vereis de dónde viene esta loca idea).

Yo espero ir dejando de fumar en lo que nos resta de año, pero les juro a estos políticos que a mi madre no la meto en una residencia para poder ir a fumar sin joderme de frío. Aunque no puedo garantizar que no vaya a la trena una temporada a ver si me subvencionan el alojamiento a pensión completa y encima me dan tabaco… tiempo al tiempo. Me imagino un buffet libre de cigarrillos en estos lugares…  o mejor aún regalar tabaco en las oficinas del INEM, así solucionamos de paso otro pequeño problemilla que tenemos planteado.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

6 pensamientos sobre “Vamos a ver a los yayos

  1. Pingback: Nueva ley antitabaco « Zaragózame!

  2. jajajajajajajaa…. mejor una inyección mientras duermen y se soluciona como dices todo a la vez…..

    por mí parte, chico, por ahí como dices se prohibió hace años y fin, cuando sales de marcha vuelves a la habitación y hueles a colonia y no a humo, y te cansas como que menos de la mitad… y más yo, que soy sensible a estos temas.

    pero en españa como se nos va el aíre para los lados con según que asuntos…

    oyéndome estoy con una sonrisa a saritisima.
    dame el humo de tu boca, anda, que así me vuelves loca…..

  3. Me alegro de haberte hecho sonreir por medio de Saritísima, Jio… es una pasada de lujuria. 😉
    A veces lo más triste es que se escudan en teorías progresistas para ocultar el origen de determinadas actitudes muy alejadas de lo que dicen de boquilla. El enlace a los nazis es de espanto, pero en el fondo subyace el mismo sentimiento de supervivencia de los que se consideran superiores… y encima lo venden como que lo hacen en favor de los más desprotegidos. 😉

  4. Pingback: Vamos a ver a los yayos

  5. Me revienta el argumento que suelen dar los fumadores: “Si de verdad es malo, ¿por qué no prohíben el tabaco?” A ver, no se trata de eso, no se prohíbe porque sea malo para la salud (que lo es), se prohíbe porque que MOLESTA a los demás.

    Es el mismo argumento que utilizaba Aznar refiriéndose al alcohol, “¿Quién es usted para prohibirme que me tome dos copas de vino?” A ver por mi te puedes beber dos copas o la cosecha de Rioja del 2001, lo que no puedes hacer es coger el coche después porque te puedes cargar a alguien, coño.

    ¿Por qué hay que prohibir fumar en locales públicos? | Comite de sabios
    URL: http://fjredondo.com/blog/index.php/por-que-hay-que-prohibir-fumar-en-locales-publicos/

  6. fjredondo, yo también estoy de acuerdo en prohibir, impedir, vetar… el tabaco en convivencia. Y eso que recaí en el enganche, pero siempre respeto a los que no fuman.
    Sin embargo el empeño y el ensañamiento criminalizante ante un fumador es casi un estigma social. Se nos acusa de todos los males propios y ajenos mientras hacemos la vista gorda ante delitos penales, ahorrar dinero en sanidad pública gravando el tabaco y los licores, etc. mientras lo roban de las arcas del estado para lucro personal y/o de partido, haciendo obras públicas aplicando ese libre albedrío en total impunidad, y derrochando en banderolas y mítines lo que -incluso los fumadores- aportamos todos a base de impuestos.
    Ya dije que PROHIBIDO FUMAR, y ya está. Y al que no sea capaz de respetarlo que se le aplique la ley. Pero sin milongas de ningún tipo.
    Como veo que estás montando página, no dejes de pasarte por aquí, seguro que mucho de lo que digas obtiene alguna alita que le permita volar un poco más lejos. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*