Viaje a Cambridge (England)

¡Cómo ha cambiado España!. Ayer vinieron a mi recuerdo un montón de sensaciones cuando dejé a mi hija, Laura, en el aeropuerto de Barajas de camino a London Heathrow y posteriormente a Cambridge. Va allí a practicar Inglés durante tres semanas en uno de los infinitos cursos que se organizan en todo el Reino Unido.

Lo primero que sentíamos los padres era un poco de nerviosismo por su partida, una gran satisfacción de que quiera “progresar” en el aprendizaje del que sin duda será su idioma de relación “profesional” más adelante y, por mi parte, también un poquito de envidia por la época tan diferente que les ha tocado vivir.

Cuando allá por el año 74 me matriculé en el Instituto de Idiomas de la Unizar fué porque recién acabado el bachiller superior de entonces, hice la prueba de reválida con intención de obtener el correspondiente título antes de hacer COU. Ello me permitió acudir a la Universidad (solo al insti) con tan solo 15 años. Allí hice un curso intensivo de Inglés con una hora y media de clase diaria y tuvimos la fortuna de poder pasar dos cursos en uno. Fué un experimento que se inició aquél curso y a mí me vino de perlas, ya que yo necesitaba aprender Inglés a marchas forzadas si es que quería presentarme a lo de Piloto en cuanto tuviera el COU.

Luego las circunstancias hicieron que no pudiera ir a practicar lo aprendido porque económicamente no era viable y procuré por todos los medios ir a trabajar allí durante el verano. La única forma era de “ilegal” tipo a los que ahora recibimos por cualquier medio, ya sea patera, como container de china, como los bajos de un camión. A mí aquello no me atraía tanto como para irme a la esclavitud con 15 años y pensé que tendría tiempo y mejores alternativas que las que se me ofrecían. De forma legal era casi imposible, porque las organizaciones que proporcionaban trabajo temporal a extranjeros lo hacían exclusivamente a personas cuya nación fuese miembro de la entonces conocida como Comunidad Económica Europea. Y con Franco como Jefe de Estado no había ni la más remota posibilidad de éxito.

Así que al siguiente curso todavía intenté una nueva vía. El propio Instituto de Idiomas proporcionaba una serie de becas, unas tres o cuatro por cada idioma, a las que concursabas haciendo un examen específico para ellas amén de haber obtenido buenas notas durante los exámenes del curso.  Una vez hecho el examen fuí llamado por el propio director del Instituto para decirme que había ganado una de las becas de Inglés pero que, siendo tan joven y con tanto futuro por delante, me pedían el favor de poder cedérsela a otra chica que finalizaba Filología Inglesa y ya no tendría más ocasión de solicitar la beca. Vamos que al menos tuvieron la deferencia de comunicármelo, porque yo con 16 años no podía decir nada al respecto. Así que tampoco aquél verano pude ir a Inglaterra y posteriormente en la Universidad no andaba tan sobrado de notas como para ir de “vacaciones” a “divertirme” practicando Inglés. Vamos que suspendí bastante en Ingeniería y los veranos había que estudiar a lomo caliente.

Al cabo del tiempo por fin logré irme a Salamanca a “hacerme piloto” (mejor diría a formarme como piloto), y allí es donde de verdad comencé a hablar Inglés, gracias a la enorme cantidad de estudiantes extranjeros que nos visitaban y que venían a aprender español a tierras charras gracias al Colegio de España. Establecimos nuestros contactos de intercambio y hablábamos una especie de lengua-mix que servía para gente de todo el mundo. Pero así fué como pude practicarlo y adquirir la suficiente soltura como para afrontar una profesión cuyo medio de expresión internacionalmente  aceptado es el Inglés.

Ayer cuando ví a Laura con su camiseta y su mochila de InterWay acompañada de un montón de chicos de su edad que iban a Inglaterra a “buscarse la vida” no pude evitar sentir una gran satisfacción de que todo haya cambiado tanto en España.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

24 pensamientos sobre “Viaje a Cambridge (England)

  1. Cierto Lamia, pero en aquella época todavía reciente, España y los españoles bastante tenían con poder hacer el esfuerzo de mandar a sus hijos a la Universidad. Ahora muchos ni siquiera quieren esforzarse un poquitín para tener mejores perspectivas que las que teníamos por entonces. Para mí la mejor INVERSION es equivalente a decir FORMACION.

  2. La primera vez que fui a USA fue tambien con Interway. Recuerdo que fueron cuatro semanas fantantiscas. Seguro que tu hija siempre las recordara con carinyo.

  3. Judith seguro que tus padres serán de mi generación y saben de qué hablo en cuanto al esfuerzo que costaba todo. No te digo ya la generación “perdida” de mis padres (niños durante la guerra) cuya vida ha sido trabajar muy duro para llegar a dar a los hijos todo lo que ellos ni siquiera pudieron ver de lejos.
    Vito tú sin embargo has sido de los niños de la EGB, en donde España era ya el no va más en cuanto a desarrollo en democracia. Suerte que has sabido aprovechar en beneficio de la profesión y de la amistad.

  4. Que grato encontrar un sitio que se trate este tema, hace poco mi hijo se fue a Cambridge con la escuela inter-schools a probar nuevas experiencias y a mejorar el ingles, esperamos su vuelta para septiembre, de momento nos conformamos con llamadas telefonicas. Que felicidad poder dar a un hijo lo que siempre anhele

  5. Quiero enviar a mi hija con Interway a Oxfor y me gustaria q me comentarais que tal es la organización, si todo fue bien y sin problemas pq no tengo ninguna referencia. Gracias.

  6. Belén,en cuanto a la organizacción muy bien. Puntos de reunión, información, documentación, etc.
    Lo del alojamiento en Inglaterra es otra cosa. Hay que tener en cuenta que las familias que suelen participar como “colaboradoras” ofreciendo su casa, lo hacen por necesidad de dinero (en general). Así que la suerte llevará a tu hija a una casa mejor o peor.
    El trato que reciba dependerá de la familia y en ello hay múltiples variaciones. Generalmente no son muy simpáticos, ya que están acostumbrados a recibir personas de todo el mundo, con diferentes culturas y comportamientos que no coinciden con su forma de entender la sociedad Británica, y a algunos problemas que la convivencia entre extraños pueda ocasionar. Así que se suelen limitar a ofrecer su domicilio y el resto depende de la organización y los colegios a los que acuden. Pero cumplen con los requisitos exigidos por ella.
    La alimentación suele ser escasa, salvo excepciones, porque el horario y costumbres son totalmente diferentes. Así que se pasan unas tres semanas comiendo guarrerías por la calle… Pero vuelven contentos por la experiencia y con más soltura a la hora de enfrentarse a una lengua y a otra cultura.
    Hay muchos colaboradores de cualquier nacionalidad u origen de países anglófonos, India, Pakistán, etc. así que en algunos casos las normas internas de la casa se “advierten” desde que llegan. Religión y respeto a sus tradiciones son fundamentales, y no siempre se respeta la convivencia con una persona más. Hay casas que alojan a varios estudiantes al mismo tiempo…
    En cualquier caso, no dudes de Interway, funciona muy bien y el resto es para ellos una magnífica experiencia vital. Luego cuentan mil detalles “chocantes” pero merece la pena cien por cien.
    ¡Que disfrute en Oxford!. 😉

  7. Belén, espero que le vaya muy bien. Y me gustaría que nos contaras algo cuando vuleva… siempre aporta “feedback” a los que, como tú, han llegado aquí en busca de información sobre temas personales. Se me olvidó comentarte que no está “bien visto” el exceso de higiene español. Procuran gastar poca agua, así que reducen las duchas a una vez por semana, pero hacen excepciones con los españoles, y les permiten ducharse hasta tres veces (algunos a diario). La “colada” se hace también con menor frecuencia y se cambian menos de ropa…Así que no te asustes si te trae materia para unas cinco o seis lavadoras “urgentes”. 😉

  8. Gracias Carlos pues lo tenemos fatal porque tengo una hija que es una histerica del orden y la limpieza pero he avisado ya a la organización que este tema entre otros lo consideramos como mínimos y en ese caso supongo que se podrá pedir cambio de familia, bueno ya os contaré nuestra experiencia, lo contrataré la próxima semana e irá en Julio, no tengo referencias de nadie conocido pero con tu ayuda me tiraré a la piscina y que sea lo que Dios quiera. muchas gracias Carlos por tu ayuda, si a tu hija le fue bien espero que a la mía tambien. Un abrazo.

  9. Belén espero que todo le vaya muy bien. Ya verás como sí. De todos modos os reunireis todavía una vez más o dos con los organizadores, una vez que hayan determinado los grupos, donde os explicaran a todos cualquier duda que tengais.
    No sufras, porque vuelven felices y más seguros de sí mismos. 😉

  10. Carlos soy yo de nuevo perdona por lo pesada pero me gustaria sabes si la organización te dió información de todo lo referente a la familia, si sabias las caracteristicas, dirección etc. antes de ir. gracias

  11. Belén, no eres pesada… ¡eres madre!. 😉
    Lo de la familia se conoce poco antes de salir al destino. Pero prácticamente sólo sabes la dirección. Nosotros una vez que la tuvimos la localizamos con el Google Earth y vimos la calle, el jardín, etc… Pero del interior no sabes nada. Como ya te dije, es mejor no hacerse muchas ilusiones. Porque a mi hija le tocó con una pareja de jubilados encantadores, que jugaban a las cartas con unos familiares.
    La trataron con cariño y se puede decir que tuvo suerte.
    Otros habían aceptado compartir casa con algún otro estudiante, pero luego se encontraban con una casa de Pakistaníes con varios hijos, y alojaban a otros cuatro estudiantes. En fin, respetan los mínimos pactados, pero hay de todo.
    Sin embargo los coordinadores están a disposición de los chicos en todo momento a través del teléfono.
    Lo cierto es que en las casas apenas están lo justo para dormir, suelen comer en el cole o por ahí, mucha pizza, alguna que otra hamburguesa, etc…
    Luego se organizan visitas “culturales” o tienen que hacer presentaciones en inglés a una determinada clase que les asignan.
    No pienses que va a alcanzar un grado de Proficiency, sino que van a pasarlo bien y sobre todo aprenden a enfrentarse con estos pequeños inconvenientes.
    De cualquier manera te recomiendo que, en las reuniones que tengais, dejeis muy claras las incompatibilidades que creais oportunas. Y no os quedeis con ninguna duda que se os pueda plantear.
    Ah, te recomedaría sacar una tarjeta de llamada de teléfono, es una especie de tarjeta de crédito que sirve para Europa y sale muy barato llamar desde el fijo al que la asocias. En el cole suelen conectarse también a Internet y puedes chatear con ellos en horas lectivas, ya que normalmente en las casas, aunque tengan ADSL, no les parece muy “adecuado” facilitarles la clave de su PC.
    Pero nosotros mandamos un grupo de tres amigas y antes de su marcha hablé personalmente con las tres familias que les correspondieron, ya que era el único de nuestras familias que podía hacerlo en inglés y tuvimos ocasión de enterarnos directamente de con quien iban a ir.

  12. Muchisimas gracias por tus consejos, mi hija el año fue con otra organización y me dijeron que tenía bastante nivel le usieron con los niños de 17 años que ya se habían examinado para el first y(creo q se escribe así yo no se inglés) y aunque espero que se lo pase bien tambien espero que se suelte con el idioma. de nuevo te doy las gracias por tus consejos y este viernes iré a cerrar el viaje, esperemos que todo salga bien. un abrazo.

  13. Carlos enhorabuena! que sorpresa con tu bloc, el otro dia que tenía un poco de tiempo estuve fisgoneando un poco, me parece impresionante, seguro que me daré alguna vueltita por aqui de vez en cuando, es genial.

  14. Belén, al menos lo hago con todo el respeto del mundo a todas las opiniones, claro que parto de las mías propias… pero con un único afán, que la gente que recala por aquí, si no comparte mi opinión, que reflexione sobre los temas que a mí me preocupan y ocupan… el resto lo haceis vosotros.

  15. Estimada Belén, he leido los comentarios y te dirén que mi hija de la misma edad estuvo el años pasado en el Lay’s School de Cambridge, mágnifico es como el castillo de Howards de Harry Potter, tienen estancias separadas chicos y chicas pero comen y realizan el curso juntos, luego unas salidas al propio Cambridge y a London, estupendo todo, muchos españoles y de todo el mundo muy buen ambiente, grandes jardines, un rio al lado, muchas vacas, ambiente bucólico, si quieres más información ponte en contacto conmigo, con el permiso de Carlos.

  16. Raúl, permiso concedido. Pero prefiero limitar los correos de manera que queden invisibles. Así te evito algún que otro spam. Pero no te preocupes que le mando tu comentario directamente a Belén. Seguro que te agradece cualquier información adicional.

  17. Hola chicos sois un encanto, tú Carlos por molestarte en enviarme un correo a mi dirección g y tu Raúl por comentarme tu experiencia, !que majos!, pero quiero deciros que el viernes pasado contraté con Interway el curso de Oxford, espero que todo salga bien, ya lo comentaré para que sirva de referencia a otra gente, de todas maneras me he metido en la página del colegio que ha comentado Raul, es una pasada, que bonito, allí quiero ir yo lo mismo con una falda escocesa y unas coletas cuela jajajajaj es broma. bueno muchisimas gracias a los dos, besos.

  18. Me encanta lo de la pandilla de gente con humor, seria tu primera abonada acisa cuando la inicies ehhhhhhh! no me lo quiero perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*