Dos comentarios (más trabajo para la OCU)

Parece que la empresa a la que recientemente denuncié en la OCU funciona aún peor de lo que yo exponía.

Como comentarios en el artículo, aparecen dos relatos que, por su magnitud y por su descripción de lo que les ocurrió a sus “víctimas”, merecen la pena ser tenidos en cuenta.

El Primero es de Victor en referencia a otro establecimiento de ocio de dicha empresa. No tiene desperdicio:

  1. Víctor M. Dijo:
    Hola:

    El pasado jueves 24 de julio fui con unos amigos a Boulevard Club (C/ Santa Pau, 1. Grupo Tierra, como Las Playas). Íbamos de marcha, disfrutando de una noche de verano y, tras estar en varios locales de esa zona, llegamos al garito citado anteriormente. Había tres porteros para una escalera -con dos escalones, creo recordar, de un metro de ancho. Pasamos, en un primer momento, sin problemas; pero de repente saltó uno de los gorilas -con aspecto “arrumanado”- y nos dijo de muy malas maneras que fuéramos abajo. “Los carnés”, nos pidió. En el primer escalón procedimos a sacar de nuestras carteras los DNI, pero el gorila gritó: “Abajo es abajo”, y comiéndosenos nos empujó hasta la acera. Después de verificar que todo estaba en orden nos miró con indiferencia.

    La segunda vez que fuimos esa misma noche, seguía estando el portero “arumanado”. Al primer amigo del grupo que pasó le hizo enseñarle los bolsillos porque se deducía un pequeño bulto en el lado izquierdo: era una bolsa pequeña y cerrada (de estas de máquina expendedora) de cacahuetes. No nos dejó entrar, a pesar de que mi amigo le aseguró que no tenía intención de comer ahí dentro. A gritos nos despidió.

    La actitud por nuestra parte fue totalmente correcta. Tenemos un aspecto normal, limpio, sin afiliación a tribus urbanas, estétiticas radicales… Ni tampoco mostrábamos síntomas de embriaguez. Nos fuimos resignados.

    Quería preguntaros si el derecho de admisión especifica portar productos ligeros cerrados en el bolsillo sin intención de consumo en el interior del local. ¿Qué llevan las chicas en el bolso? Y si la reacción del portero es reprochable a efectos de empresa, instituciones, o denunciable de alguna manera. Todo hay que decir, que parecía un poco contento el portero (un gilipollas borracho, lo que faltaba) y los dos acompañantes de la seguridad del local -que nos permitieron el paso- callaron como tales. Estoy harto de porteros musculitos de mierda que les ponen ahí por… no sé el porqué. ¿Se puede hacer algo?

    Gracias. Un saludo.

    Este otro pertenece a Verónica y tampoco les deja demasiado bien.

    # Verónica Dijo:
    28-Julio-2008 a las 11:34 editar

    No vayais a comer!!!! Yo fui ayer con unas amigas por la mañana a pasar el día en las playas y disfrutar del sol y del ambiente. Cuando llegaron las 15.00 nos fuimos a la terraza donde nos habían dicho que iban a poner un bufette y que ademas tenían una carta de bocadillos, pizzas, ensaladas y algo más. Cuando llegamos había 4 o 5 mesas más de las cuales una era la selección de voley (su comida era de un catering aparte que ya estaba preparado, sólo tenían que darles las bandejas y las bebidas) áun así, el bufette no estaba por ninguna parte, y en una hora y 30 minutos nadie se acercó a nuestra mesa para tomarnos la orden o para comunicarnos que tendríamos que esperar…Cuando a los 20 minutos vimos que pasaban de venir, una de nosotras se acercó a la barra para pedir directamente allí. No sólo es que allí no le hicieran caso, es que a pesar de que el sitio no estaba lleno ni mucho menos, vamos que no es que hubieran tenido una avalancha de gente por la que se hubieran visto inundados, es que ni tenían experiencia ni sabían ni tenían voluntad que es lo que más irrita. Todos los que estábamos allí acabamos comentándolo y lo peor es que cuando te dirijias a la camarera con toda la educación del mundo para intentar llamar su atención, ella te contestaba con toda la grosería que os podais imaginar que ahora venía que tenía mucho trabajo y que no podía. Lo mismo le pasó a mi amiga que estaba en la barra, las camareras le ignoraban, al principio estaba sola esperando en la barra hasta que poco a poco se fue haciendo una fila de la gente que estaba en las mesas que se levantaba para pedir. La gente tuvo que acabar por ponerse ellos los hielos en los vasos, servirse sus propias cervezas desde el lado de los clientes en la barra, cuando por fin pudimos pedir la comida una hora después, nos dimos cuenta que uno de los bocadillos se pegó en la barra 20 minutos sin que nadie lo trajera y lo demas no lo habían preparado…En fin podría estar un buen rato dando detalles, cuando al final nos desesperamos y les digo que me den una hoja de reclamaciones, me dicen que tengo que hablar con el encargado, el encargado que no sale, cuando sale otro cliente le dice que le faltan platos y se mete a la cocina a preparárselos, así que sigo esperando a que me atienda, al final sale y me dice que como acaban de abrir que no tienen las hojas de reclamaciones…UNA VERGUENZA!!!!! Lo peor es que ni siquiera tenían mucho trabajo y que a excepción de 1 camarera el personal era muy grosero y mal educado. El encargado fue correcto y se disculpó pero no supo solucionar una situación que fue bochornosa, y lo peor es que estando allí no tienes otra opción, no hay ningún otro sitio cerca donde te puedas ir, así que la única opción es no volver!!!! Suerte

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

6 pensamientos sobre “Dos comentarios (más trabajo para la OCU)

  1. Todo esto confirma una teoría que yo tengo muy personal y muy mía: siempre he creido que en esta vida hay que ser profesional, de lo que sea pero profesional. Uno puede ser policía y debe ser un buen policía. El abogado deberá ejercer su tarea con justicia, los periodistas con veracidad, los camaremos con igual profesionalidad independientemente de la raza, aspecto o condición de la persona humana que se dirige a ellos. Otra cosa es si en lugar de una persona humana es un periodista (ja, ja….) (supongo que sabe el chiste de las personas humanas y los periodistas). ¡Es broma! Que nadie se enfade que hace mucho calor.
    En fin, que hay que tomarse las cosas con calma y a veces, aunque traten de tomarnos el pelo, ver todo con tranquilidad y disfrutar de la cervecita y el pintxo.

  2. En efecto Lamia, hay que ser buen profesional de lo que sea que hayas elegido como profesión. Lo malo es que tal como están las cosas, en general, lo único que se pretende es tener un “trabajo” y no aprender un “oficio” ni mucho menos una “profesión” por lo que faltan auténticos profesionales. (Entre nosotros … hay pilotos sólo de nombre, pero que no trascienda, ¿vale?).

  3. El café del mar creo que no es del Grupo Hostelero Tierra. El el otro día pude comprobar que tampoco hay profesionalidad en este sitio. Un lugar donde te cobran seis euros por una cerveza, te reciben con desgana en la barra y para colmo no hay papel higiénico en los servicios y están sucios, ¿qué opinión os merece?

  4. Laura no he tenido ocasión de “probar” el sitio. Mi mujer quiere “estrenarlo”así que seguro que iré no tardando mucho. Pero al menos me llevaré unos “tissús” por si acaso no han repuesto el papel…¡Dios mío qué antros nos montan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*