Y colorín, colorado…

vitubio.jpg

…Las Fiestas se han terminado!.

Por fin ha llegado el momento de volver a la “normalidad”, a las rutinas, al trabajo o al estudio. Tras esta maratón de festividades hemos cubierto el cupo de celebraciones “lúdico-gastronómicas” donde todo ha sido susceptible de ser celebrado con una copita de algo, incluso de cava.

Familia, amigos y compañeros han sido los protagonistas de nuestros mejores momentos, en la intimidad de una casa o en el tumulto de un bar. Hemos reído, hemos soñado y hemos deseado a todos felicidad. Hemos hecho las paces con nuestros recuerdos y nos sentimos renovados para comenzar de verdad el año 2008.

Ahora nos toca volver a nuestra realidad diaria, más cansados de lo que estábamos antes, pero con las neuronas liberadas de muchas tensiones. Así que ánimo a todos, al final lo cotidiano, lo habitual se convierte en un pequeño bálsamo con el que restañar los arañazos de tanta celebración.

Los años me ha enseñado que los propósitos de cambio quedan diluídos en un par de semanas, así que ya no hago planes a corto plazo. Seguiré día a día “soportando” mis excedentes grasos bajo la piel (seguiré “rellenito”), seguro que fumaré tanto o más que ahora, aunque “evite” algún cigarrillo, el deporte seguiré practicándolo desde el mando del TV. aunque intentaré caminar un poco más (tal vez yendo a por el periócico andando). Vamos que todo seguirá siendo maravillosamente igual. ¿ Por qué se empeñan en hacernos cambiar todos los años ?. La mayoría de nosotros somos como somos a base de muchos años de esfuerzo; hemos perfeccionado nuestros defectos hasta el límite, nuestras limitaciones las conocemos tan perfectamente que sería absurdo convertirnos en lo que no somos, ni seremos, nunca.

Por ello ¡viva nuestra propia mediocridad!. Dejemos que nuestros cuerpos y nuestra mentes sigan su camino, tranquilos y relajados, resolviendo los pequeños traumas sin obsesionarnos con todo aquello que no “va con nosotros”. Vivamos como hasta ahora. Y si algo en nuestro interior nos pide un cambio, hagámoslo de inmediato, pero sin falsas expectativas.

¡Sed felices tal como sois!. Los accesorios externos e impuestos solo conducen a frustraciones.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Y colorín, colorado…

  1. Me alegro de encontrar gente que piense así. Encuentras mucho “fantasma” por la red, que se vende como diferente y a la hora de la verdad…. hasta se lo cree. Féliz año a todos

  2. Ay majos… yo estoy feliz. Por primera vez he sobrevidido a la Navidad sin convertirme en una tarta de nata. Cuatrocientos míseros gramos de más… Todo un éxito. Yo no empiezo ahora… llevo ya seis meses tratando de doblegar esos “excedentes grasos bajo la piel” y, fijándome objetivos muy reales, me voy acercando a mi realidad. La que había perdido en los últimos tiempos.
    Por cierto, me alegro de que podamos volver a encontrarnos porque… tal y como va el mundo (accidentes de tráfico, aludes…)
    Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*