Metaguerra

En estos turbulentos tiempos de la historia, en los que cada segundo que transcurre se desvía nuestra atención en infinitas direcciones, perdemos la perspectiva de nuestro destino, de nuestra vida y de nuestro ser.

Pasamos del temor a lo desconocido, un virus, a la certidumbre de una catástrofe bélica en un país del que nos cuentan que proporciona gas, aceite de girasol, y trigo… mientras aquí seguimos atentos a la inanidad, la nadería y el postguerracivilismo progre.

Somos los más antinucleares, los que eliminaremos el Dióxido de Carbono de nuestro planeta, los que vamos a criar las vacas como animales de compañía y ,no contentos con tanto, haremos huir a Putin de las fronteras europeas hacia una dacha perdida en Siberia, asustadico perdido, porque no vamos a dejar ni un ucraniano sin alojamiento con derecho a cocina.

Si no fuera tan dramático humanamente, habría que echarse a reir por todo. Los bombardeos, las víctimas que producen, la desolación y la desesperación de gentes sencillas, de gente normal y corriente, como tú y como yo, que solo pretendemos vivir en paz, nos han metido de lleno en la METAGUERRA, esa que nadie en su sano juicio llega a entender, y que por mucho que miremos, escuchemos, y nos cuenten, no llegamos a creer que pueda estar pasando.

Nos hemos dejado meter en un «agujero negro» del que no sabemos si se puede o no salir, ni cómo, estamos abducidos por la maldad y la incertidumbre, y en algunos casos hasta podemos llegar a dudar de que realmente seamos una raza «humana», tal vez solo lo podamos comprender cuando estemos a punto de extinguirnos, y la guerra pase del plano virtual al real y el Metaverso convierta nuestra existencia en un pretérito perfecto simple. FUE

Acerca de Carlos

Expiloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.