Pinacoteca propia

Queridos amigos de alasdeplomo.

Antes de nada pediros disculpas por no estar nada activo en las publicaciones que realizaba en el blog. Hubo un tiempo en que mis vivencias y opiniones se transformaban continuamente en pequeños artículos que volcaba aquí con la ilusión de que resultaran de interés para muchos o, al menos, para esbozar una sonrisa en vuestras caras y que pudiera resultar de vuestro agrado.

Esa etapa ya pasó, y me volqué de lleno en la pintura como forma de expresar emociones a través del color y la composición, retomando una afición que tenía “congelada” desde hacía muchos años, y en la que el maestro Damià Ramis, me inició en el camino de los pinceles y me dió la confianza suficiente como para atreverme a “imitar” (estudiar) a los grandes maestros de la pintura universal, y en particular de mis admirados autores impresionistas: Cézanne, Monet, Pisarro… Gracias por todo lo que me hiciste descubrir de arte, queridísimo Damiâ.

La técnica con diferentes materiales requiere estudio y mucha práctica, aplicando en cada una de ellas una manera distinta de enfoque, de análisis y reflexión previa a la ejecución de cualquier obra. El resultado no siempre es el apetecido, pero el camino recorrido con cada una, sienta las bases para mejorar en la siguiente, tratando de corregir errores o superar dificultades meramente propias “del oficio”.

Hace más o menos un año que empecé de nuevo a recorrer esa senda que apenas había comenzado a andar, y me uní a otro gran creador y forjador de aristas, Diego Zappa. El resultado de sus enseñanzas se va apreciando de manera a veces sutil, y siempre dirigidas a la libertad de expresión que cada uno siente al interpretar “su obra”. Y gracias a ello siento que estoy en el punto en el que algo mío queda reflejado en mis cuadros…

A cualquier pintor novel nos produce pudor, incluso miedo, mostrar públicamente aquello que hemos logrado realizar con mucho esfuerzo, con errores y llenos de incertidumbres hasta ver el resultado. Pero hay que someterse al juicio de aquellos a los que les gusta ver un cuadro, que son capaces de identificar y valorar la dificultad que conlleva, y en todo caso aceptar su dictamen inapelable, porque el arte o tiene alma o es simplemente una forma más de rellenar un lienzo o un papel con colorines.

Espero que lo que vaya colgando en mi pinacoteca despierte también vuestro interés, y que como siempre sigais participando de ello en forma de vuestros comentarios, que siempre son lo que justifica el hecho de mantener abierto un blog.

Gracias y abrimos la galería al mundo.

 

Acerca de Carlos

Expiloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Pinacoteca propia

  1. Supongo que la acción y la evolución son mucho mas saboreadas por tí que por los demás. Tus aficiones siempre han sido bellas: interpretación musical, escritura epistolar, pintura.., incluso el vuelo sin motor (‘el mas puro arte de volar’) o el paracaidismo de tu etapa mas joven. Eres una persona muy afortunada, Carlos. Disfruta.

    • Siempre tienes razón, querido Pedro. He sido siempre un hombre afortunado, y he ido consiguiendo poco a poco convertir en realidad mucha ilusiones. Incluso cuando las circunstancias no fueron propicias, y no alcancé algún determinado sueño, aprendí que había que andar en otras direcciones… Rayando ya la edad donde las utopías se almacenan en el desván de las cosas “pendientes”, me doy cuenta de que mi gran fortuna, acumulada a lo largo de tantos años, radica en que tengo los mejores amigos que cualquiera haya podido desear. Y eso no se puede buscar, simplemente se encuentra, y se disfruta. Un abrazo enorme a tí, que siempre serás el amigo que todos hubieran deseado tener. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*