Autonomías aparte…

    Resulta esperanzador, en cierto modo, ver cómo todavía queda gente como Arturo Pérez Reverte, escribiendo artículos en los que la crítica se expone razonadamente, con una ironía y sarcasmo «marca de la casa» y con la rabia contenida Seguir leyendo